Zaira Viridiana y Martha Sandoval intentaron casarse hace meses, pero el Director del Registro Civil se negó a hacerlo, argumentando que el matrimonio es sólo para un hombre y una mujer. La pareja no se rindió. Fue a los tribunales y consiguió  que un juez federal autorizara el matrimonio. A pesar de la orden favorable, no fue fácil. Como requisito tenían que tener un certificado de charlas prematrimoniales del Sistema de Desarrollo Integral para la Familia. La encargada del organismo les negó el acceso a los cursos por no ser una pareja heterosexual.

El sueño de Zaira y Martha, de casarse y legalizar su relación, sobre todo por su pequeña hija, era más fuerte que cualquier inconveniente. Siguieron luchando y desde ayer  son la primera pareja lésbica casada en Guadalajara, México.

 

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar