Una de las búsquedas más frecuentes en google con respecto a celebrities y homosexualidad es: ¿Es Pablo Alborán gay?

La verdad es que no lo sabemos, él es muy reservado con su vida privada, tal como afirma en una entrevista en El País: “Solo tengo una vida, es mía y es lo único que no comparto”. 

VER: Pablo Alborán estrena vídeo con parejas gays

Los rumores sobre su homosexualidad lo han acompañado durante varios años, sobre todo desde que su amistad con Ricky Martin se hizo pública, esto junto a ciertas declaraciones que afirmaban que habían tenido una relación.

VER: Ricky Martin a su marido: «te quiero, tengamos más bebés»

En una rueda de prensa, cuando se lo preguntaron directamente, Pablo respondió: «Yo respeto tu profesión y a los medios porque los necesito en mi carrera. Pero también es cierto que soy músico, así que cuando quiera hacer una rueda de prensa sobre lo que ocurre o no ocurre en mi cama, si quieres te llamo, pero hoy no».

Independiente de su orientación sexual, la carrera de este cantante oriundo de Málaga está en su mejor momento. Arrasa en conciertos, internet y redes sociales.

Nos ha gustado mucho que en su reciente entrevista a El País quiso dejar claro, y sin que le hicieran la pregunta, que le gustaría que el matrimonio igualitario se permitiera en más países de los que actualmente contemplan esta ley.

Pablo además aseguró que está encantado con ser un icono gay, lo que provocó reacciones muy positivas en la comunidad LGTB, que en gran parte es un ferviente seguidor.

En la entrevista de El País, que puedes leer aquí, no pierden oportunidad de preguntarle por Ricky Martin, aunque con otro enfoque:

— Su amigo Ricky Martin ha contado que recurre a la meditación para protegerse. ¿Usted también?

— “Antes meditaba mucho, ahora no. Tuve una temporada que hacía mindfulness. En eso, sí soy muy intenso: si descubro algo no paro hasta convencer a todo el mundo de que es lo mejor. Me sugestiono muy bien a mí mismo. Hace un tiempo me dijeron que había unos aceites que te ponías una gotita aquí (se señala la muñeca) y es como si te hubieras tomado siete cafés. El deporte es la mejor meditación porque te ayuda a respirar”. Se confiesa “controlador” y “supersticioso”, “pero no me sirve de nada”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.