¿Existe la bifobia dentro de la comunidad LGTB? Lo cierto es que, en mayor o menor grado, así es.

El otro día una amiga bisexual me hablaba de que en una aplicación para ligar algunas chicas lesbianas la habían dejado de hablar al decirles que era bisexual. Sin despedirse, sin explicaciones. Es más, alguna le había dicho que este no era su sitio e incluso le habían insultado en alguna ocasión. Vaya, no parece que las redes sociales brillen por su tolerancia.

Recientemente, en Reino Unido, la organización pro derechos LGTB Stonewall ha querido señalar y denunciar la bifobia que existe dentro de la comunidad. Para su directora, Ruth Hunts, «es un problema muy real. El 27% de las bisexuales y el 18 de los bisexuales han experimentado bifobia. Muchos bisexuales vienen a contarnos que les preocupa la hostilidad que experimentan. Tal vez hay una cierta ansiedad entre los gays y lesbianas bífobos que les hace ver a los bisexuales como si realmente no lo fueran y como si no pertenecieran a la comunidad. Y esa es una narrativa profundamente ofensiva, estereotipada, estigmatizada, pero es algo que resulta ser muy popular y que se sigue perpetuando».  Tal vez por ello más del 30% de los bisexuales no salen del armario con su familia, frente al menos del 10% homosexual.

La BBC News nos contaba la historia de Katie Salmon, partícipe del reality ingles Love Island, donde se enamoró de Sophie Graydon. Salió temerosa de la reacción de su familia, o del público en general, pero acabó contándole a este medio que lo que más de impactó y lo que más le dolió fue la bifobia recibida por parte de la propia comunidad gay. La acusaban de usar esta relación para publicitarse, la acusaban de hetero mentirosa, o de lesbiana cobarde. «Sentí como que todos dudaban (de que fuera bi). Honestamente estaba muy molesta porque no me apoyaron, era mi propia comunidad. Qué habrían sentido los bisexuales que en ese momento se estuvieran planteando salir del armario». Para algunos hombres, mi bisexualidad es solo «algo sexual. Piensan que es un entretenimiento para ellos (…) Su actitud es como: ‘Oh, te gustan las mujeres también, entonces te gustan los tríos». Katie se pregunta «¿Cómo es posible que no me dejen ser lo que soy?». (Foto inferior: Katie y su chica en el reality).

BBC News nos trae otra interesante historia. Esta vez la de un hombre, Lewis Oakley, quien tuvo un novio a los 19 años, tras mudarse a Londres, donde se hizo muchos amigos gays. Su sorpresa llegó cuando se echó una novia. Muchos de sus amigos se lo tomaron fatal, y varios amigos de su chica le dijeron a esta que le dejara porque era gay. «Te lo acabarás encontrando en la cama con un hombre, tú no podrás satisfacerle -le dicen a mi chica- No lo entiendo. si fuese gay, simplemente me declararía gay». «Una vez mis amigos gays me vieron en un bar besándome por una chica y empezaron a mofarse en nuestro grupo de wassap diciendo que qué desagradable» (Foto inferior: Lewis Oakley).

Lewis Oakley

«En el caso de los hombres, se presume que están en camino de ser gays. Y en el de las mujeres, se presume que solo están fingiéndolo» afirma Katie. El machismo sin duda influye en este enorme prejuicio: Una vez más la sexualidad femenina como mera prolongación de un deseo masculino. Resulta que para el grueso de los bífobos, según explica Stonewall, a un hombre bisexual realmente le gustan los hombres, a una mujer bisexual, también.  El machismo está evidenciándose demasiado en este tema. 

Rocío Carballo

Psicóloga online y presencial

www.rociocarballo.es

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.