Hunter Schafer es a sus 20 añitos toda una eminencia en el mundo del artisteo.

Empezó como modelo para firmas como Dior, Versace o Miu Miu -nada más acabar el instituto, se mudó a Nueva York cargada de ofertas de modelaje- y ahora ha logrado ser la primera protagonista transexual de una serie adolescente. Una serie que no es cualquier serie, sino la revelación de HBO, Euphoria.

Pero no solo le ha dado tiempo a actuar y desfilar, a su edad, además de estudiar moda, y haber sido becaria, copiadora de patrones y costurera para Vaquera, Hunter se ha enfrentado a todo el estado de Carolina del Norte por su legislación de 2017 que obligaba a las personas transexuales a tener que usar el baño del sexo que apareciera en su certificado de nacimiento independientemente de sexo con que se identifiquen.

Aprovechó su fama para escribir en varios medios de comunicación en contra de la ley: “Las víctimas más vulnerables de la ley no son ni siquiera los hombres y mujeres trans o los individuos no binarios, es toda la gente que no encaja directamente en nuestra idea de la imagen que debe tener un hombre o una mujer, sin importar cual sea su identidad”. Sus textos y los de otros activistas trans hicieron tal presión que llevaron el asunto a las primeras planas de la opinión pública hasta que consiguieron que parte de la ley fuera derogada. «Yo estaba en una situación de privilegio tras mi transición [tuvo un apoyo familiar incondicional] y sentí que podía manejar el hacerme más visible con tal de ayudar a mi estado a entender por qué lo que estaban haciendo iba en detrimento de mi comunidad. Pero no creo que lo que hice me convierta en una activista».

Cuando Hunter empezaba a tener un espacio propio en el mundo del modelaje, HBO llamó a su puerta. Y ahora interpreta, junto a la it girl Zendaya, (Rue) la primera historia de amor lésbico entre una chica cis y una transexual de la historia de las series adolescentes. Una serie que se ha convertido por semanas en la más vista de Netflix y que es comentada en cada esquina de este planeta, por su profundidad, su bestialidad, pero también por lo ambicioso de su fotografía y juego escénico.

Hunter Schafer

Hunter utiliza el pronombre femenino pero prefiere el lenguaje no binario y muchas veces señala que no quiere centrar sus interpretaciones en su género o su condición trans. “Necesitamos que haya más papeles en los que la gente trans no solo esté lidiando con ese tema, sino que sean trans mientras se ocupan de otros problemas. Somos mucho más complejos que una sola identidad”,

Teen Vogue la ha escogió para su portada 21 under 21, que ha juntado a 20 jóvenes menores de 21 años que están cambiando el mundo.

Ahí es nada.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.