Yulia Savinovskikh es una mujer cis y hetero, casada con un hombre en Rusia y madre de dos niños que adoptaron dentro de su matrimonio. Hasta ahí todo bien hasta que el Tribunal ruso ha decidido quitarle la custodia tras ser acusada de mantener una relación con una persona de su mismo sexo. 

Los servicios sociales le han quitado a sus dos hijos adoptivos bajo la sospecha de que ella era un hombre transgénero. ¿El motivo? increíble pero cierto.

Yulia decidió hacerse una operación de cirugía estética, una reducción de mamas porque su volumen le impedía llevar un estilo de vida activo con sus hijos y reducir su pecho le facilitó continuar haciendo las actividades físicas que, hasta ahora, le costaban un esfuerzo.

Sin embargo, los trabajadores sociales afirmaron que esa cirugía era ilegal y que era una mastectomía completa, o sea, que había hecho desaparecer todo su pecho porque en realidad “quería ser un hombre” y esto significaba que continuaría con otras operaciones que reafirmasen su género. Por supuesto, este tema haría, en cualquier caso, que no pudiese hacerse cargo de sus hijos ¿no? Pues en Rusia sí.

Savinovskikh les proporcionó un informe del hospital donde se realizó la cirugía legalmente pero esto no fue suficiente. Incluso, los servicios sociales afirmaron que tenía “algún tipo de enfermedad que le impidía ser tutora”.

Ella explicó: “Acabo de reducir mis senos. Con o sin mis senos, seguiré siendo una mujer, una madre para mis hijos “.

La motivación presentada en los tribunales decía: “La autoidentificación de Savinovskikh como hombre, teniendo en cuenta su matrimonio con un hombre, el deseo de adoptar un rol social peculiar de hombre, en esencia, contradice los principios del derecho familiar de nuestro país, las tradiciones y la mentalidad de nuestra sociedad”

El juez del caso dictaminó que formaba parte de un matrimonio del mismo sexo, lo cual no es cierto, por lo que los niños no deberían criarse en una familia así. El tribunal del distrito local se puso del lado de los trabajadores sociales y dictaminó que sus hijos adoptivos, que estuvieron con la familia durante tres años, no deberán ser devueltos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar