Se dice que el origen del anillo de matrimonio como símbolo de unión entre dos personas comenzó a utilizarse en el Antiguo Egipto, alrededor del año 2300 a.C, y que con su redondez simbolizaban el amor eterno, al no tener ni principio ni fin. Pero fueron los griegos los que comenzaron a colocarlo en el dedo anular, con la convicción de que existía una vena que pasaba por él y llegaba directamente al corazón.

Existe sin embargo, una leyenda china que da otra explicación, apoyándose en la identificación de los dedos con personas importantes de nuestra vida, de modo que:

  • El pulgar simboliza a los padres.
  • El índice a hermanos y amigos.
  • El dedo corazón es la personificación de nosotros mismos.
  • El anular representa a la pareja.
  • El meñique identifica a los hijos.

Para apoyar esta teoría, une las manos y los dedos corazón (el tercero, que nos representa a nosotros mismos y que es nuestro centro de fuerza) como en la foto:

ovejarosa.com

Ahora intenta separar los pulgares, que resulta sencillo puesto que representan a nuestros padres que por ley de vida no estarán toda la vida a nuestro lado.

Vuelve a unirlos y trata de separar los dedos índices. Se identifican con hermanos y amigos, que tienen vidas y destinos diferentes al nuestro y recorrerán su camino.

De la misma forma prueba con los dedos meñiques que representan a los hijos, que llegado el momento también crecerán y serán independientes, por lo que podrás separarlos sin esfuerzo.

Por último, trata de separar los dedos anulares y comprobarás que no puedes… Representan a la pareja que hemos elegido para pasar el resto de nuestra vida, por lo que el anillo se coloca en ese dedo como símbolo de unión y amor eterno.

Aún así, más que las leyendas y tradiciones, lo más importante es el simbolismo que rodea ese momento de entrega voluntaria a la otra persona, y aunque la costumbre sea representarlo con un anillo siempre hay otras opciones que pueden reflejar ese compromiso como un colgante grabado, una pulsera…

Pero lo fundamental es que en ese momento estás comprometiéndote públicamente con tu pareja, y debéis hacerlo a vuestro estilo, con anillo o sin él.

Macarena Bellido

Wedding Planner

www.macandbell.es

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar