La diputada feminista de Ciudad de México, Paula Soto, ha puesto mucho empeño en que la diversidad familiar llegue a todos los rincones de la ciudad y por eso, desde hace dos días, podemos ver señales en la ciudad en las que todas las familias están incluidas, no como las antiguas señales en las que solo se mostraba una familia formada por mamá, papá e hijo.

No fue hasta que una usuaria de Twitter, llamada Fany Duarte (@FanyDuarte33), se quejó en las redes el octubre pasado de que la señalización en la ciudad no era de ninguna manera inclusiva y que así la mayor parte de familias quedaba fuera. En la queja instaba a la diputada a hacer algo con este tema y parece ser que ella hizo lo correspondiente.

VER: «Las muxes» el tercer género en la portada de Vogue México

No tenemos claro si la aportación fue imprescindible para la inclusión familiar o si la diputada Soto ya tenía esto contemplado, pero la cuestión es que tan solo cuatro meses después de esta queja podemos ver como hemos pasado de una familia tradicional a todos los modelos familiares: dos mamás, dos papás, familias monoparentales

VER: Gales prohibe que las familias nieguen el acceso a la educación en diversidad

No es la primera vez que ésto sucede en el mundo. Otras ciudades como Londres, Madrid o Viena ya tienen también señales en sus ciudades que incluyen el resto de orientaciones sexuales para que no haya nadie que sienta la exclusión.

Esperamos que México entero tome nota de la valentía de la Alcadía Benito Juarez y lo amplíe a toda la ciudad.

También te puede interesar

loading...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.