“Somos Brenda y María José, un matrimonio de dos mujeres casadas en España desde el año 2007. Tenemos tres hijos, dos de ellos inscritos legalmente a nombre de las dos en nuestro libro de familia hace ya siete años. Sin embargo, nuestro tercer hijo Lennon -nacido el pasado 30 de Julio- ha tenido que ser inscrito –por decisión del Registro Civil de Denia- sólo a nombre de una de nosotras (la mamá gestante Brenda), como si se tratara de una madre soltera y en un libro de familia diferente del de sus otros dos hermanos.

La decisión del Registro Civil de Denia se basa en que no hemos entregado un papel que pruebe que el niño fue gestado empleando técnicas de reproducción asistida. Sin embargo, a ningún matrimonio heterosexual que acuda al Registro Civil se le solicita papel alguno que pruebe o bien la paternidad biológica (prueba de ADN) o, en el caso en que el marido no sea el padre biológico, como puede ser cuando un marido es infértil, el certificado que demuestre que la esposa se ha sometido a técnicas de reproducción asistida. Así pues, en pos de la igualdad de género y la igualdad de derechos entre matrimonios homosexuales y heterosexuales, pedimos que se nos apliquen las mismas presunciones de filiación matrimonial que se les aplican a los matrimonios heterosexuales”.

brenda y maria josé 2

Así presentaba su petición Brenda y María José en Change.Org, plataforma en la que consiguieron más de 100 mil firmas de apoyo. Más de 100 mil personas que condenaban la homofobia de los funcionaros del Registro Civil de Denia. 

Hoy la batalla ha terminado y la diversidad familiar se ha coronado como la gran victoriosa. La Dirección General de Registros Nacionales obliga a que el pequeño Lennon esté en el libro de familia con sus dos madres y sus hermanos. Además sienta jurisprudencia para que las oficinas del Registro Civil dejen de solicitar a las madres lesbianas el “papelito” de cómo fue concebido ese bebé, si en una clínica de fertilidad o en una inseminación casera. Algo que no afecta a las mujeres heterosexuales que recurren a las técnicas de reproducción asistida.

Enhorabuena a estas dos madres valientes que no han dejado de luchar por su familia y, por ende, por las de todas nosotras.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies