Después de que el vídeo de su salida del armario se convirtiera en un auténtico fenómeno viral, los gemelos gais Austin y Aaron Rhodes han asistido con su padre al programa de Ellen DeGeneres. Una aparición que ha dado aún mayor impacto a su vídeo y ha convertido a los hermanos Rhodes en símbolo de lo importante que es la autenticidad y la aceptación incondicional.

Hace un par semanas el vídeo en el que dos hermanos gemelos salían del armario ante su padre alcanzaba de repente una grandísima difusión. Se trataba de los hermanos Rhodes, Austin y Aaron, que tienen un popular canal en YouTube, “The Rhodes Bros”. Tras hacer pública su homosexualidad con el resto de la familia, sólo les quedaba el padre, que vive en otra ciudad. Decidieron entonces contárselo por teléfono, grabarlo en vídeo y colgar el momento en su canal. La fuerte emotividad del momento facilitó su difusión, alcanzando de hecho los 14 millones de visionados en sólo una sola semana. Las imágenes mostraban con claridad cómo salir del armario sigue siendo un momento de revelación que sí que puede resultar duro incluso cuando se espera una reacción comprensiva.

La popularidad del vídeo ha propiciado que reciba atención de los medios. En especial, destaca la intervención The Ellen Show, el programa de la popular presentadora Ellen DeGeneres, esta pasada semana. Asistieron los dos hermanos y su padre. En ella dieron a conocer más detalles sobre la historia de la familia. Se supo, por ejemplo, que  los gemelos son de Ohio pero que ahora viven en Los Ángeles. Por ello, han tenido una relación poco estrecha con su padre debido a la lejanía, lo que ayuda a entender por qué les costó más trabajo contárselo a él. Y es que primero hablaron entre sí de su sexualidad cuando tenían 16 años, luego con su madre y el resto de su familia a los 17, dejando en último lugar a su padre.

Esta breve entrevista remarcó lo importante que había sido la aceptación de su padre e incidió en lo fundamental que resulta un entorno de aceptación para los jóvenes LGTB. Si para los gemelos el momento de hablar con su padre fue “el más temible” de sus vidas, para su padre una respuesta acogedora era la única opción. En palabras suyas: “Cuando llamaron, sabía que estaban llorando y sabía que algo iba mal. Como padre debes notar que algo va mal. Lo oía en sus voces. Cuando me lo dijeron, simplemente sentí que lo único que podía venir de mí era: ‘Os quiero a los dos. Os quiero incondicionalmente. Sois mis hijos, no puedo dejar de ser vuestro padre y no quiero dejar de serlo’”.

Fuente: Dos manzanas

También te puede interesar

loading...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.