Angie, que vive en Canadá, ayudó a una pareja gay francesa, Sam y John, a cumplir un sueño, el de ser padres. Fue la madre gestante del pequeño que llegó a revolucionar de amor la vida de sus padres.

En Canadá la gestación subrogada no puede ser pagada, como en otros países, pero sí los gastos médicos de la madre gestante.

Es la segunda vez que Angie gesta un bebé para una pareja. En esta ocasión eligió dar a luz en su propia casa, en compañía de sus hijos mayores, su marido, su madre, una doula, y Sam y John.

Después del nacimiento, amamantó al pequeño una semana, justo antes de que volvieran a casa. Se estableció una preciosa relación de amistad entre los padres y la gestante, que tal como ellos afirman, durará para siempre.

No te pierdas las preciosas imágenes del momento:

 

Imágenes: Meagan Adams/ Diimex

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.