Hace ya tiempo que ni Zinegoak ni Lesgaicinemad tenían subvenciones por parte del Gobierno pero aún nos quedaba el Fire!!. Ahora podemos decir que el Gobierno ha quitado las ayudas a los festivales de cine LGTB. El Ministerio de Cultura ha denegado la subvención del ‘Fire!!‘ de Barcelona, la última muestra audiovisual LGTB en España que contaba con apoyo del Ministerio de Cultura.

Antoine Leonetti, coorganizador de ‘Fire!!‘ ha contado cómo el ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales) ha sacado de las listas al único Festival que contaba con algo de ayuda; una pequeña ayuda que, desde luego, no da para mucho pero sí para hacer un poco más digno un festival internacional.

Barcelona era la última muestra apoyada por el ICAA. Sin nuestra subvención, y con Madrid y Bilbao fuera del reparto, no existe un festival de cine LGTB en España apoyado por el Ejecutivo.

Según el Ministerio de Cultura: el ICAA no concederá ayudas a los festivales en las que su contenido sea dirigido al público LGTB.

Ninguno de los tres solicitantes —Fire!!, LesGaiCineMad y Zinegoak de Bilbao– resultaron beneficiarios de ayuda al tener una puntuación inferior a 65 puntos. Más de 30 festivales de diferentes temáticas y formatos se quedaron sin recibir ayuda por no superar el corte de puntuación referido en 2017. Hay que poner de manifiesto que existe una fragmentación de festivales con esta temática, (Cataluña, Madrid y País Vasco) que perjudica su acceso a estas ayudas. En este sentido, ayudaría a la obtención de la subvención la existencia de un festival de ámbito nacional y con un impacto mediático, social y en el sector más potente.

Según palabras de el productor del LesGaiCineMad, Gerjo Pérez, los grandes festivales como San Sebastián, Valladolid, Málaga o Sitges también “están fragmentados” y, sin embargo, continúan recibiendo apoyo del Ministerio.

Se trata de una política de premiar a los grandes eventos de alfombra roja, que es necesaria, claro, pero estamos olvidando a muestras que fomentan la pequeña producción y fomentan nuevas audiencias, que es lo que pide el Gobierno.

Antoine y Gerjo (os dejamos sus comentarios en este orden) han remarcado que sus festivales sobreviven gracias al trabajo de muchas personas voluntarias. Trabajo por el que otras personas cobran y que ellas hacen por “amor al arte”, nunca mejor dicho.

Somos festivales consolidados, con más de 20 años a nuestras espaldas. Aunque pequeñas, las ayudas permiten costear parte de la infraestructura, pagar a la gente y dignificar los eventos. La decisión de restringir las ayudas a los grandes festivales es política.

Proyectamos películas que difícilmente pasarán por el circuito comercial. Y por un tema de visibilidad del colectivo LGTB. 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies