Megan Fox ha sido preguntada por el programa de televisión The Talk por las imágenes donde el mayor de sus 3 hijos aparece con vestido. «Noah puede vestir como quiera, no importa lo que digan los demás» son las contundentes palabras de la actriz.

La familia, formada además por los pequeños Bodhi y Journey, y por la actriz y el también actor Brian Austin Green, reside en EEUU, país cuyo presidente castra sistemáticamente los derechos alcanzados en los últimos años por el movimiento LGTB. Por suerte Noah tiene los padres que tiene, y además acude a una escuela muy tolerante con la diversidad. «hippy y liberal», en palabras de Megan entre bromas, que está además en una de los Estados que más se ha resistido a las políticas de Trump; California.

. “Incluso -en esta escuela- hay compañeros que todavía le dicen ‘Los niños no usan vestidos’ o ‘Los niños no visten de rosa’. Así que ahora estamos centrados en enseñarle a tener confianza en sí mismo, sin importar lo que le digan los demás”, ha insistido.

Noah está interesado en la moda, según la actriz; “Diseña y dibuja modelos. Tiene talento. Pero todavía tiene seis años así que sus ideas no son las más ideales”.

Las críticas recibidas por Megan Fox son las que os podéis imaginar:  “Sin valores. No hay moral. Promoviendo la perversión gay. Es la destrucción total de los tradicionales roles de género”.

Lee también Shiloh, el hijo trans de Angelina Jolie y Brad Pitt. 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.