El Teddy Award («Premio Teddy») es un premio que se entrega desde 1987 para películas con protagonistas lesbianas, gais o trans. Se entrega la noche anterior a la entrega del Oso de Oro, dentro de los actos de la Berlinale, el Festival Internacional de Cine de Berlín.

En 1987 nació la idea de crear un premio de cine gay-lésbico, el Teddy. Con ello se pretendía que el premio tuviese eco más allá del ambiente homosexual, dando relevancia en los medios de comunicación generalistas a las películas de tema LGBT, que les había sido negada hasta el momento. El nombre del premio le fue dado en honor al premio principal de la Berlinale, el Oso de Oro (en inglés, Teddy) . Wieland Speck y Manfred Salzgeber nombraron como jurado a todas aquellas personas «que hubiesen visto todas las películas» y dieron al grupo el nombre de International Gay & Lesbian Film Festival Association (IGLFFA). El primer Teddy fue entregado a Pedro Almodóvar, por su película La ley del deseo, con el casi desconocido por entonces Antonio Banderas.

Pues bien, treinta años después el cine latino vuelve a triunfar en los Teddy pues este año el ganador a “Mejor largometraje” ha recaído en la cinta brasileña “Tinta bruta” (Hard Paint), nueva película del dúo Marcio Reolon y Filipe Matzembacher; y el galardón al mejor documental se fue también a Brasil. En este caso ha sido “Bixa Travesty” (Tranny Fag), de Claudia Priscilla y Kiko Goifman.

Tinta Bruta cuenta la historia de Pedro (Shico Menegat), un chico gay que gana dinero con sus actuaciones a través de foros en internet; bajo el nombre de NeonBoy pinta su cuerpo desnudo con colores luminiscentes que brillan en la oscuridad.

Bixa Travesty” habla de la popular figura brasileña Linn da Quebrada, que se autodenomina marica, trans, negra y periférica y que utiliza su música como arma contra los males que le asedian: el racismo, la transfobia y el machismo.

Se proyectaron también , en la sección Panorama las cintas “Retablo”, del peruano Álvaro Delgado, que se llevó el premio a los jóvenes talentos “Teddy L´oreal” y una mención especial del jurado juvenil en la sección Generation14plus. “Retablo” trata la relación entre un artesano y su hijo; un niño que busca su verdadero yo en un sitio demasiado tradicional. La cinta está grabada íntegramente en Quechua.

“Las Herederas”, del paraguayo Marcelo Martinessi, también tuvo un osito. Se llevó el Teddy de los lectores, concedido por la revista “Mannschaft” y también el premio de la Federación Internacional de la Crítica (FIPRESCI). Este film, primero en la historia de Paraguay en competir en la Berlinale, cuenta la historia de Chela y Chiquita, una pareja que después de muchos años de vivir juntas tienen que enfrentarse a la separación, ya que una de ella debe entrar en la cárcel por orden judicial.

El Premio especial del jurado, también latinoamericano, fue otorgado al documental “Obscuro Barroco“, producido por Evangelia Kranioti que trata el cuerpo a través de la figura de una transgénero brasileña, Luana Muniz, que murió el año pasado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies