Una chica denuncia que su novia ha sido internada en un centro de conversión por ser lesbiana

Alondra Zamudio y Verónica Fonseca viven en México y desde hace un año tienen una relación.

La familia de Vero no se ha tomado nada bien que su hija sea lesbiana y menos que tenga una novia. Así lo ha contado Alondra en su cuenta de twiiter, que no solo la familia ha abusado físicamente de Vero, al punto de pegarle, sino que además la han supuestamente forzado para someterla a una terapia de conversión.

Lee también: Una universitaria sale del armario y su padre conduce 800 kilómetros para matarla

Según cuenta Alondra en sus redes sociales, todo comenzó cuando falleció el padre de Vero, el pasado 23 de marzo. Vero viajó a la casa de su abuela en Colima para asistir al funeral.

Una vez ahí Verónica contrajo varicela, por lo que se quedó al cuidado de su madre y su abuela. Verónica contaba a su novia Alondra como esos días su madre aprovechaba para machacarla psicológicamente, atribuyéndole a ella la muerte de su padre, como si el lesbianismo de Vero hubiera sido la causa del fallecimiento.

Por otro lado, la madre comenzó a ejercer presión con actitudes de rechazo y discriminación hacia su hija.

Lo último que Alondra supo de su novia fueron unos mensajes de Whatsapp en los que Vero decía que estaba siendo hostigada por la madre y por la abuela, que necesitaba ver ya a su novia y que le querían quitar el móvil. 

A partir del 7 de abril Verónica no volvió a contestar el móvil. Familiares cercanos a Vero cuentan que su madre contrató a una psicóloga y que esta supuesta psicóloga recogió a la joven con otras dos personas más y se la llevaron en su coche.

Lee también: Una chica bisexual denuncia a sus padres por llevarla a terapia de conversión.

Actualmente su paradero es desconocido. Alondra solo sabe que es un lugar en Guadalajara y que está internada para recibir terapia de conversión.

Es sencillamente increíble que en 2021 se siga torturando a personas por su orientación sexual.