Absolutamente impactante.

Kevin Spacey ha salido del armario afirmando que ha estado con hombres y con mujeres y que ahora mismo comparte su vida con un hombre. Algo que en cualquier otro contexto agradeceríamos inmensamente al convertirse en un referente de los hombres bisexuales, colectivo desgraciadamente muy poco visibilizado, sobre todo el Hollywood.

Sin embargo en esta ocasión no podemos alegrarnos sino entristecernos, pues con estas declaraciones, el reconocido actor sale al paso de las acusaciones del también actor Anthony Rapp, quien ha revelado que Kevin Spacey lo acosó sexualmente cuando él tenía 14 años y Spacey le sacaba más de 10 años. Fue en una fiesta en el apartamento de Spacey a la que acudió Rapp y donde no conocía a casi nadie, razón por la cual acabó en una de las habitaciones viendo la TV. No siendo consciente de que la fiesta había acabado y que el resto de invitados se había ido, se topó de repente con Spacey mirándolo desde el marco de la puerta. “Cuando entró en la habitación mi impresión es que estaba borracho (…) Me levantó como un novio levanta a una novia en el umbral de la puerta. Pero no me intenté librar al principio porque estaba pensando ‘¿Qué está pasando?’ Y entonces se tumbó encima de mí”. Rapp afirma que tuvo que zafarse como pudo.

La respuesta de Spacey nos ha dejado intrigados. ¿Le está quitando hierro a una acusación de acoso a un menor con la excusa de que le gustan hombres y mujeres? Toda la vida ha mantenido con uñas y dientes su intimidad al margen de la prensa. ¿Está lanzando esta noticia para quitarle valor a la acusación de acoso de Rapp? ¿Qué pasaría si Rapp hubiera sido una mujer? ¿También aminoraría su responsabilidad diciendo que no se acuerda o hablando de su orientación sexual?:

Siento mucho respeto y admiración por Anthony Rapp como actor. Estoy más que horrorizado de escuchar esta historia. Honestamente no recuerdo el encuentro, debió de ser hace más de 30 años ahora. Pero si me comporté como él describe, le debo una sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento profundamente inapropiado de un borracho, y lo siento por todos los sentimientos que él describe haber arrastrado durante todos estos años. 

Esta historia me ha animado para abordar otros aspectos de mi vida. Sé que se cuentan historias sobre mí y algunas han sido alimentadas por el hecho de que he sido muy celoso de mi privacidad. Como saben los más cercanos a mí, he tenido relaciones con hombres y mujeres. He amado y he tenido encuentros románticos con hombres a lo largo de mi vida y he elegido ahora vivir como un hombre gay. Quiero lidiar con esto honestamente y de manera abierta y eso empieza por examinar mi propio comportamiento”. 

La respuesta de Anthony tras leer este mensaje no hace en ningún momento mención a la supuesta “disculpa” del actor y ratifica:

“He dado a conocer mi historia apoyándome en los hombros de muchas mujeres y hombres valientes que han hablado, con el fin de arrojarles algo de esperanza para cambiar las cosas, como ellos han ello conmigo”.

Días después, Rob Cavazos, un actor mexicano, ha afirmado que Spacey le acosó siendo su jefe en el Teatro de Londres, asegurando que este era un comportamiento tan común en el protagonista de American Beauty con menores de 30 que los jóvenes actores se decían entre ellos “¿qué, a ti también te ha tocado un momento Spacey?”

Otro joven actor, que no ha querido dar su nombre, le ha contado a la BBC que para el fue traumático despertar de una siesta y encontrarse al actor tendido sobre él.

Por si fueran pocos, también Tony Montana afirmó que Spacey tocó su entrepierna en un bar de Los Ángeles en 2003 en contra de su voluntad.

Muchos medios han sacado ahora de la chistera un artículo de hace varios años en el que el hermano de Kevin Spacey asegura que su padre era un sádico que abusaba de ellos y que no tiene relación con su hermano. ¿Tiene sentido que se relacione esa información con su acusación presente? ¿Por que los medios y el propio Spacey dan excusas o se van por la tangente?

Corey Feldman, actor de los Goonies, denunció ahora hace un año, secundado por Elija Wood, que la pedofilia y el acoso son habituales en Hollywood.  El actor contó a los medios que él mismo ha sufrido abusos de niño y prepara un documental sobre el tema en el que señala a los culpables. “Puedo dar seis nombres, uno de ellos aún muy poderoso, y una historia que une todo a un estudio de Hollywood”. Actualmente está buscando financiación para protegerse legalmente pues afirma haber sufrido amenazas. Su compañero de reparto en los Goonies, Corey Haim, fallecido a los 38 años consecuencia de una neumonía crónica y su abuso de antidepresivos, afirmó que en su caso los abusos fueron todavía peores, algo que le dejó marcado para siempre.

Por su parte, el actor Michael Egan, denunció hace unos meses al director de la saga X-Men, Bryan Singer, acusándolo de drogarlo y abusar de él cuando era un adolescente. La tormenta mediática y la presión han sido tales, que Egan a acabado por retirar la demanda. Lee aquí sobre el documental sobre abusos sexuales que Hollywood no quiere que veas. 

En fin, todo este tema es descorazonador. Confiamos en que, más allá de las redes sociales, Spacey haga memoria, valore el alcance de estas acusaciones y pague ante la Justicia por su delito, al igual que los otros muchos acosadores, abusadores sexuales y pedófilos de Hollywood. Por su parte, Netflix ha cancelado el rodaje de House of Cards desde que Rapp dió a conocer su información, y los Premios Emmy han retirado a Kevin Spacey el Emmy Honorífico que estaba destinado este año a Spacey.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies