Los alumnos de las escuelas públicas de educación básica en México visten de uniforme de manera obligatoria. Hasta este lunes, las niñas debían llevar falda y los niños pantalón, pero las autoridades educativas en Ciudad de México acaban de anunciar que, a partir de ahora, los estudiantes podrán escoger falda o pantalón como parte de su vestimenta diaria.

Claudia Sheinbaum, alcaldesa de la capital, durante la presentación del plan «Uniforme neutro» en la escuela primaria «Guadalupe Ceniceros de Zavaleta», ubicada en el Centro Histórico, explicó que esta medida genera una condición de igualdad y quedaron atrás las épocas en donde las niñas tenían que tener falta y los niños tenían que traer pantalón.

 “Los niños pueden traer falda si quieren y las niñas pueden traer pantalón si quieren, eso es una parte de la equidad, de la igualdad”, dijo en referencia a los menores de escuelas de preescolar, primaria y secundaria.

A su vez, el secretario de Educación a nivel nacional Esteban Moctezuma, explicó que esta medida se aplicará únicamente en los colegios de la capital, pero espera que más Estados apliquen esta norma. “Abona en la igualdad de derechos”, señaló el funcionario.

El uso de la falda para las niñas y pantalón para los niños no había sido objeto de debate hasta apenas hace unos años, cuando empezó a contemplarse como un objeto de discriminación para las mujeres, ya que les complicaba las actividades al aire libre o deportivas. Además, este debate también sirvió para cuestionar los roles de género y para defender una mayor libertad para que los niños manifiesten su autoimagen.

“Esta imposición a niñas y niños de un uniforme diferenciado, desde edades muy tempranas, mantiene vivos indeseables roles de género que toda sociedad avanzada desea evitar, que transmite a las niñas el mensaje de que su género les limita, empobreciendo su potencial como persona”, han afirmado las organizaciones feministas y LGTB.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.