Un matrimonio de lesbianas celebró recientemente el bautismo de su hija de dos meses en la parroquia tinerfeña de San Bartolomé, en Tejina. El sacerdote, Juan Carlos Alameda, accedió a otorgar el sacramento a la pequeña Lucía, después de que sus madres confirmaran que quieren educarla en la fe católica. El caso, es el primer bautismo de un hijo de una pareja homoparental que trasciende en Canarias y uno de los pocos que se conocen a nivel nacional.

Las felices madres junto a la pequeña

Las felices madres junto a la pequeña

Jésica Pérez y Zerezade Toledo se casaron en junio de 2012 y después de unos años decidieron ser madres. Lucía nació gracias a una fecundación in vitro que se practicó Zerezade. Desde su nacimiento, sopesaron la idea de bautizar a la pequeña y fue entonces cuando decidieron al menos intentar que Lucía recibiera el sacramento.

Toledo asegura que no esperaba que el párroco accediera a bautizar a su hija. “Yo fui con la idea de que me dijeran que no, pero él me explicó que el bautismo no se puede negar”, afirma. Esta pareja pensaba que no iban a poder bautizar a la pequeña “porque nos habían dicho que incluso estaban poniendo problemas para bautizar a los hijos de las madres solteras”. Por eso, creían que iban a tener que peregrinar parroquia por parroquia para intentar buscar una oportunidad. Pero finalmente, fue en su pueblo, Tejina, donde el párroco les dio el visto bueno.

Toledo lo tenía claro, quería que estuvieran las dos en el altar junto a Lucía “y si no era así no lo hubiéramos hecho”. Pero no solo pudieron estar junto a su hija cuando recibió este sacramento, sino que además están las dos incluidas como progenitoras de la pequeña en la partida bautismal.

Las madres manifestaron al sacerdote que pretendían inculcar la fe católica a la pequeña. “Queremos educarla como lo hicieron con nosotras”, señala Toledo.

La Iglesia Católica siempre ha mantenido una postura contraria a las uniones entre parejas del mismo sexo, a pesar de que el papa Francisco I haya suavizado esta posición en algunas de sus declaraciones públicas.

Esta madre señala que el caso de su familia no debería de ser noticia, ya que se tendrían que normalizar este tipo de celebraciones y valora que si hubiera más sacerdotes como el párroco de Tejina, habría muchos más bautizos. “Conozco incluso a una pareja de chicas a las que les gustaría casarse por la Iglesia”, afirma y mantiene que a ella misma le hubiera gustado celebrar una ceremonia religiosa el día de su boda.

Antecedentes

La pequeña Lucía Toledo no es la única hija de una pareja homoparental que ha podido recibir el sacramento del bautismo en España. Durante los últimos años, se han dado a conocer algunos casos en varios puntos del territorio nacional. En el 2010, se celebró el bautismo de Daniela, una niña que en aquel entonces tenía siete meses y que estuvo arropada por sus dos mamás en una parroquia de Cáceres. Un año más tarde, otra pareja de lesbianas bautizó a su bebé en Cádiz.

España no ha sido el único país donde han tenido lugar este tipo de celebraciones. En Argentina, hace ahora dos años, también recibió este sacramento la hija de una pareja de mujeres. La pequeña tuvo una madrina muy especial, la expresidenta, Cristina Fernández.

Fuente: La Opinión de Tenerife

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies