En el parque zoológico de Nordhorn, en el oeste de Alemania, una pareja de buitres gais incuba un huevo que fue rechazado por su madre, una hembra de esa misma especie, según informó la institución. “Lisa (la hembra) no dio muestras de querer hacer un nido”, al contrario que la pareja de machos, Isis y Nordhorn, explicó este martes la portavoz del parque, Ina Deiting.

Esa fue la razón por la cual la dirección del zoológico decidió confiar el huevo a la pareja de buitres gay que, “de inmediato se sentaron encima”, precisó la portavoz. El hallazgo del huevo de Lisa fue casual: una cuidadora estaba observando a la hembra, que se encontraba extrañamente encorvada sobre una rama, cuando el huevo cayó al suelo, reblandecido por la lluvia y desde una altura de dos metros el suelo, características que permitieron que quedara intacto.

VER: Pareja de flamencos gais adopta a un pichón.

En el zoo de Nordhorn, en el estado federado de Baja Sajonia, viven tres buitres macho y dos hembras, pero es posible que Lisa se haya apareado con un pájaro de otra especie, aunque nadie lo sabe, señaló Deiting. La misma portavoz agregó que la única pareja estable entre la población de buitres del parque son la formada por los machos Isis y Nordhorn. Los expertos del zoo desconocen todavía si el huevo realmente está fecundado, lo que “se verá en los próximos días”, a más tardar a finales de la semana que viene, cuando acaba el período de gestación.

VER: Penélope y Missy, las pingüinas lesbianas de Irlanda.

VER: 10 animales que no sabías que eran bisexuales y homosexuales

Fuente: 20 minutos

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR