La ciudad japonesa de Sapporo ha comenzado a emitir tarjetas que acreditan que las parejas del mismo sexo mantienen una relación, en caso de emergencias como la hospitalización de un compañero.

En Japón, las parejas del mismo sexo no tienen los mismos derechos legales que las heterosexuales, por ello estos certificados están diseñados para ayudar a las parejas homoparentales a evitar problemas en determinadas situaciones, por ejemplo, al solicitar visitas al hospital o al mudarse juntas a un apartamento.

Las tarjetas contienen los nombres de ambos miembros de la pareja, la fecha de emisión y una nota solicitando a las personas que reconozcan su propósito, aunque no es jurídicamente vinculante.

Sapporo, en la isla norteña de Hokkaido, inició el proceso para reconocer oficialmente a las parejas del mismo sexo en la ciudad en 2017, pero es ahora cuando ha comenzado a distribuir las tarjetas.

Los solicitantes de la tarjeta deben tener al menos 20 años y vivir en Sapporo, o planear vivir en Sapporo.

Las parejas también deben presentar un juramento por escrito de su relación a la División de Igualdad de Género de la ciudad.

Ken Suzuki, del grupo de apoyo a las parejas del mismo sexo Domestic Partnership Sapporo, dijo a Out-Japan : “La puerta de la esperanza se abrió ante nosotros. Seguiremos avanzando. Espero que más personas LGTB y sus aliados trabajen juntos para mejorar los derechos LGTB en Japón”.

La Constitución japonesa define el matrimonio como “unión basada sólo en el consentimiento mutuo de personas de diferente sexo”, mientras que la legislación civil nacional no reconoce derecho alguno para las parejas del mismo sexo.

Las localidades de Iga (centro), Takarazuka (oeste) y Naha (sur) empezaron a reconocer las parejas del mismo sexo el 2016, mientras que grandes compañías del país asiático han comenzado a aplicar recientemente normativas laborales que equiparan los derechos de sus empleados LGTB con los de sus trabajadores heterosexuales.

Además, este reconocimiento se produce después del histórico fallo de la Corte Suprema taiwanesa del 28 de mayo, que declaró inconstitucional las restricciones legales a las uniones entre personas del mismo sexo y fijó un plazo de dos años para enmendarlas, lo que convertirá a Taiwán en el primer país de Asia con bodas entre parejas del mismo sexo.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar