Lee Bransden ha conseguido hacer su sueño realidad al final de su vida. Se trata de una mujer australiana a la que le han diagnosticado semanas de vida por una enfermedad terminal. Lee deseaba con todas sus fuerzas poder casarse con su pareja, Sandra Yates, pero no podía a causa de que en Australia el matrimonio de parejas del mismo sexo aun no es legal. 

Lee_Bransden_Sandra_Yates_1La Asociación Australian Marriage Equality, (AME) recibió constancia de la situación y decidió tomar cartas en el asunto, creando una campaña de Crowdfunding que ha conseguido que ambas se desplacen a Nueva Zelanda, trayecto que ellas solas no podían pagar. Su éxito rotundo ha sido sorprendente, ya que se estimaban 6.500 dólares para vuelos alojamiento y ceremonia, pero se han rebasado incluso los 10.o00 dólares. Un ejemplo mas de que vale la pena creer en nuestra capacidad de cambiar el mundo. “AME quiere tornar la gran injusticia que supone que esta pareja no pueda casarse en su país en una bonita historia y una celebración del amor y el compromiso”, dijo Rodney Croome, director de la asociación.

Actualmente la pareja esta preparando su viaje, entre el dolor de la despedida y la ilusión de cumplir su sueño. “Estamos empezando a planear la que será la última gran aventura de nuestra vida juntas”, han declarado.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies