Michael Sam, primer jugador de fútbol americano gay seleccionado por un equipo de la NFL (National Football League, liga nacional de fútbol americano), los Rams de St. Louis, elegía este viernes el Vaticano como escenario para pedir matrimonio a su pareja, Vito Cammisano.

El defensa ha publicado en Twitter una fotografía del acontecimiento, que tuvo lugar en la Basílica de San Pedro, y ha querido dar las gracias a su novio por el «sí» de su respuesta.

Sam reconoció abiertamente su homosexualidad en febrero de 2014. Tres meses después era seleccionado en la séptima y última ronda del draft por los Rams de St. Louis, y se convertía en el primer jugador gay de la NFL.

Sin embargo, meses después, cuando acabó la pretemporada, fue despedido sin que el equipo le diera ninguna razón para el cese de su contrato.

En septiembre del pasado año, los Cowboys de Dallas incorporaron al jugador a su equipo, pero sólo un mes después volvía a ser despedido. De nuevo, no recibió una explicación, aunque el dueño del equipo explicó en un programa de radio que se debía a un exceso de defensas, la posición en la que juega Sam.

Fuente: sentidog.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar