El cantante Tom Goss, abiertamente gay, acaba de lanzar su particular versión de la icónica canción Son of a Preacher Man, grabada originalmente por Dusty Springfield en 1968.

Esta vez la historia que nos cuenta la canción ha sido reinventada y nos habla de un adolescente homosexual que se enamora del hijo de un predicador anti-gay.

El vídeo muestra a los adolescentes disfrutando de la felicidad del amor mientras nadie más los ve. Por desgracia, esa felicidad dura poco ya que cuando su amor sale a la luz, se enfrentan a una reprimenda por parte de sus familias y la de la comunidad. De hecho, uno de los chicos incluso contempla el suicidio.

Sin embargo, en última instancia, la pareja es capaz de liberarse de la comunidad religiosa que busca oprimirlos y pretende obligarlos a “cambiar”.

Tom Goss dice que la historia le resulta familiar, ya que él mismo se tuvo que enfrentar a los retos planteados por ser a la vez religioso y gay.

“La historia del video me toca de cerca. Yo estuve preparándome para ser un sacerdote católico- pasé 18 meses en un seminario antes de darme cuenta de que era gay“.

“También intenté suicidarme cuando tenía 13 años. A pesar de que fue por razones diferentes, es un lugar en el que he estado”.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar