¿Sabéis por qué gran cantidad de estudios de familias homoparentales dan excelentes resultados a las madres lesbianas? Hijos seguros de sí mismos, empáticos, con gran desempeño escolar, etcétera. En gran parte se debe a que los hijos que tenemos son muy deseados, no nos quedamos embarazadas por casualidad, puesto que para tener hijos tenemos que pensar y meditar la decisión, y después de eso buscar todas las opciones que nos ofrece la reproducción asistida.

Y es justo esto lo que vamos a revisar ahora. ¿Qué opciones dispongo para ser mamá?

– Inseminación natural

La mayoría de mujeres heterosexuales que acude a clínicas de fertilidad lo hace porque tiene problemas para concebir. No es el caso de las mujeres lesbianas y solteras, que no presuponemos tener problemas para tener hijos. Hace unos años estaban de moda las inseminaciones caseras, donde las mujeres pedían el semen a casa y se inseminaban ellas mismas. Pero la ley cambió y ya no se permite la venta de esperma a particulares. No obstante, la clínica Ginemed ofrece una opción muy similar. Controlas tu ovulación con test de ovulación en casa, y en el momento en que esta se produce, vas a la clínica a inseminarte.
Aunque es similar a una inseminación casera, es mucho más exitosa puesto que Ginemed la realiza intrauterina, no vaginal como se hacía en casa. Puedes acceder a muchos bancos de esperma, incluso Cryos International, el banco danés que te permite tener más información del donante siempre y cuando éste sea anónimo.

VER: Oh Mami Blue y Ginemed lanzan una campaña para luchar contra la esterilidad lésbica

Este tipo de inseminación es considerablemente más barato.

Inseminación artificial con hormonas

Es el mismo procedimiento que el anterior, a diferencia que puedes optar por tomar hormonas para generar más óvulos y tener más posibilidades de embarazo. También controles ecográficos en lugar de test de ovulación.

Se introduce una cánula al útero donde se depositan los espermatozoides de donante.

Fecundación in vitro

En este tratamiento de fertilidad tenemos que someternos a un proceso de estimulación ovárica para que puedan sacarnos los óvulos y fertilizarlos en el laboratorio. Una vez fecundado el óvulo, con semen de donante, se introduce en nuestro útero. Ofrece más posibilidades que la inseminación artificial.

Método Ropa 

Cada vez más parejas de lesbianas deciden ser madres por este tratamiento de fertilidad que es exclusivo para nosotras y al que solo pueden acceder las parejas de mujeres casadas. Una de las dos es la que se somete a la punción ovárica, sus óvulos se fecundan en el laboratorio con semen de donante, y a continuación se depositan en el útero de la pareja para que sea ella quien geste al bebé. Es el método más parecido a tener un hijo biológicamente de las dos.

Donación de óvulos o embriones

Ya sea por edad o por muy baja capacidad ovárica, y por ende pocas posibilidades de concebir con los óvulos propios o los de nuestras parejas, muchas mujeres optan por intentar tener hijos con los óvulos de una donante o adoptando un embrión. En el primer caso nos sometemos a una fecundación in vitro, solo que no tenemos que pasar por la punción ovárica porque el óvulo no es nuestro. El óvulo se fecunda en el laboratorio con semen de donante y posteriormente este óvulo se inserta en nuestro útero.

En el segundo caso adoptamos un embrión donado por una mujer o pareja que ya no quiso tener más hijos y no quería mantener o destruir los embriones que le quedaron de su tratamiento de reproducción asistida.

Ambos procedimientos suelen tener tasas de embarazo bastante altas.

¿Qué tasa de éxito tiene cada tratamiento? En la página web de Ginemed podrás consultar más detalles de los porcentajes de éxito. Con clínicas en Madrid, Bilbao, Sevilla, Valencia, Cádiz, Huelva, Murcia y Lisboa, Ginemed ofrece un innovador programa de Embarazo Seguro, donde te garantizan que podrán conseguir tu bebé, si no te devuelven el dinero.

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.