Thomas Page McBee es un hombre único. Una de las figuras más polifacéticas que nos hemos encontrado en los últimos tiempos: boxeador -pero no cualquiera, ha combatido en el epicentro del boxeo mundial, el M.Square Garden de New York-, escritor -es el autor del interesantísimo libro «Un hombre de verdad» (Ed. Temas de Hoy), donde se cuestiona la masculinidad a través de su experiencia de vida y sus propias reflexiones-, y periodista de The New York Times y Glamour.

El también autor de «Man alive» empezó su transición hormonal con 30 años. «…así que tuve toda una vida antes de mi transición. Y esto es importante: antes yo no era una mujer, era una persona masculina y andrógina. Pero aún así experimentaba muchas de las cosas que creo que experimentan las mujeres», relata «No siempre me sentía seguro caminando por la noche, la gente me interrumpía en las conversaciones, me enfrenté a la homofobia… pero todo fue «más fácil» cuando empecé su transición, en 2011″.

«Tenía muchos más privilegios, ganaba más dinero, me encontraba más seguro en el mundo, especialmente siendo un hombre blanco en América… Pero, por otro lado, muchas cosas eran tristes para mí». Thomas se refiere a lo que él considera «una crisis global de la masculinidad», que implica el incremento de la violencia entre los varones, los elevados ratios de suicidio en el género masculino o una «epidemia de la soledad» entre hombres.

«Yo sentía muchos de esos sentimientos en mi propias carnes simplemente por ser un hombre. A pesar de que me sentía feliz en mi propio cuerpo, me sentía infeliz acerca de mi lugar en el mundo», lamenta. Y esta fue la razón por la que empezó con el boxeo, como una exploración, y nacieron las primeras páginas de su libro. «No se trata de pelear con otro hombre, sino de llegar a un punto en mi vida en el que podía estar en el cuadrilátero. Y no era tanto ganar sino enfrentarme a las partes más horribles y que dan más miedo de la masculinidad» explicaba reciéntemente a Buenafuente (A continuación tienes la interesantísima entrevista que le hicieron en Late Motiv:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Respecto a la dificultad de algunos hombres para entender que replantear la masculinidad puede realizarse en términos positivos, McBee ha explicado a la Agencia EFE «Los hombres a veces se ponen a la defensiva porque piensan que tóxico es un adjetivo que se aplica a toda la masculinidad. Siempre aclaro que es un conjunto de comportamientos socializados que los niños aprenden de pequeños», sostiene. «Creo que la identidad del género es innata para cada persona. Lo que a mí me da miedo es que cuando hablamos de género estamos hablando de poder, no de identidad, y todos seríamos muchos más libres si pudiésemos hablar de identidad».

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar