Estamos de enhorabuena, el continente asiático hace historia puesto que ayer, Taiwán, se convirtió en el primer país en legalizar el matrimonio igualitario.

La Corte Suprema decretó que era inconstitucional la parte de la ley que define que dos personas del mismos sexo no pueden casarse, y exigió la enmienda en un plazo de dos años.

En 1986, en un momento clave de la ley marcial de Taiwán, Chi Chia-wei, uno de los más famosos activistas del país, hizo historia al declararse públicamente homosexual. Le costó 162 días de cárcel.

Pero no acabó ahí. Chi siguió luchando por la justicia y los derechos LGTB. Hace 16 años intentó registrar su unión legal con su pareja, pero tampoco consiguió nada en ese momento. No obstante su trabajo, y el de todos los activistas, consiguieron con el tiempo la movilización necesaria para cambiar la ley y las convenciones sociales.

La declaración de los 14 jueces de la Corte Suprema responde a consultas sobre la constitucionalidad de la actual ley matrimonial presentadas por el veterano activista de los derechos de los homosexuales Chi Chia-wei y el gobierno municipal de Taipéi. “Se ha hecho realidad un sueño que llevo esperando más de 16 años”, dijo Chi, tras conocer la decisión, en medio de la algarabía de numerosos grupos a favor del matrimonio homosexual que esperaban ansiosos la sentencia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar