¿Recuerdas qué es lo que más te gustaba hacer en tu niñez? ¿Quizás un deporte, quizás un juego especial? A Julle, un niño sueco, lo que más le gusta es el fútbol. Le apasiona practicarlo a todas horas.

El problema que tiene Julle es que nació con genitales femeninos, por lo que sus padres le asignaron una identidad de chica, y sus primeros años los vivió así, como un niña. Hasta que los cuatro años tuvo la madurez suficiente como para armarse de valor y vivir su vida como lo que realmente es, un chico. Siempre se ha negado a que le llamemos Julia. A los cuatro o cinco años ya me dijo que él quería ser un papá y si le podíamos quitar los senos”, explica Petra, su madre

Julle entrena hace dos años en el club Veberöds AIF de su pueblo, donde reside con su madre y tres hermanos. Bueno, realmente entrenaba. Porque Julle ha sido víctima de una injusta decisión. Todo por ser un niño trans.

Exactamente, y según denuncia la ONG Malmö mot Diskriminering, “Julle ha sido excluido del equipo”. Según relata la madre, “un día recibí una carta con la lista de los chicos que iban a participar en un torneo. Y mi hijo no estaba en ella. En principio, pensé que era un error. Cuando contacté con el equipo, ellos me dijeron que la dirección había decidido que Julle se entrenara con las chicas”. Ante esta situación, la ONG ha presentado una demanda contra los directivos del club, la que, según algunos medios, podría ser la primera por discriminación de género de la historia de Suecia. Además, la decisión del club va en contra de lo que la confederación deportiva sueca estipula en su reglamento, que “hasta la pubertad, nada impide que las niñas y los niños se mezclen”.

La noticia ha trascendido en su pequeño pueblo, de apenas 3.700 habitantes. Ahora los niños no quieren jugar con él, lo acosan diciendo que es una niña y que por ende no sabe jugar.

Esperamos que la decisión judicial sea favorable para Julle, no es justo que un niño que ya lo ha pasado muy mal en su vida por su condición trans, deba además vivir con esta discriminación.

VER: La historia de un niño trans y su hermana gemela que ha conmovido a los chilenos

Una Respuesta

  1. matias

    El fútbol masculino es para personas de SEXO masculino, no importa como se autoperciban.

    Los deportes y cárceles se dividen por SEXO. Es lo lógico.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar