Jack Mackenroth tiene un objetivo claro: Conseguir el máximo de fondos posible para la lucha contra el VIH. Nada le va a detener hasta conseguirlo, y esta dispuesto a recurrir a su privilegiado cuerpo si hace falta. 

Es por ello que ha decidido tatuarse temporalmente en el cuerpo el nombre de cada uno de los donantes a su causa y publicarlo en sus redes.

Jack es seropositivo. Lo descubrió con 25 años y desde entonces se ha volcado en la lucha contra el virus, sin dejar de lado sus trabajos de actor, diseñador y modelo.

La idea de Mackenroth no es tan simple como parece. La parte del cuerpo donde aparecerá el nombre en cuestión será cada vez mas…comprometida, por decirlo de alguna manera, a medida que aumente la contribución económica.

Las donaciones nunca pasan directamente por su bolsillo. Jack sólo hace de mediador, y podemos decir que ¡como mediador no tiene precio!

jack oveja rosa

Fuente: ragap.es

También te puede interesar

loading...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.