Hoy en día, Australia se considera uno de los países más inclusivos en lo que se refiere al colectivo LGTB, pero a pesar de eso aún sigue existiendo discriminación, incluso en los países más abiertos.

Es el caso del Festival Seven Sisters, una especie de retiro espiritual solo para mujeres que se hace cada año en Australia, donde durante tres días se reúnen sin hombres a su alrededor. Este año se ha desatado la polémica a su alrededor, ya que han prohibido el acceso a mujeres transexuales al mismo.

Tras una serie de comentarios en su página de Facebook y varios correos electrónicos por parte de mujeres transgénero preguntando por la posibilidad de acudir, los organizadores del mismo dieron una respuesta más que sorprendente: “Tal y como hemos anunciado, el festival es un espacio sagrado solo para mujeres. Tener a personas que son físicamente hombres rompería la confianza de muchas mujeres. Igualmente, estamos totalmente abiertos a mujeres transexuales que han llevado a cabo una operación completa para convertirse en una mujer, y las invitamos al festival“.

Lo sorprendente es cómo son inclusivos a medias, aceptando a las mujeres trans que se hayan operado, pero no aquellas que se sienten como tal pero no han realizado esa transición, sin tener en cuenta la identidad sexual de las personas que quieren acudir al evento.

sisterhoodImg22-700x460Ante tal caso de transfobia, no ha tardado mucho en crearse la polémica a través de varios comentarios en la página y que, según las personas que los han publicado, acusan a los administradores de borrar cualquier mensaje de personas trans o en contra de esta medida, criticando la decisión del festival. Según la organización del festival, sólo se han eliminado los comentarios con contenido abusivo o lenguaje violento.

Después de todo esto la organización no tuvo mas remedio que emitir un comunicado en el que hacen un examen de conciencia, dejando claro que no permiten comentarios abusivos, pero que si aceptan todo tipo de opiniones y declarando además que la política de inclusión es una de las prioridades del festival. También piden disculpas y declaran que sus políticas y contenidos serán revisados, así como que tendrán en cuenta las opiniones y sugerencias de todas las personas interesadas en el evento. Por otro lado, han declarado que están buscando asesoramiento jurídico al respecto y pasarán una encuestas a las asistentes al festival para que den su opinión en relación al tema.

Sin embargo, esto no es suficiente para algunas mujeres que ya han reclamado el reembolso de sus entradas. Mientras que otras han declarado que pensaban acudir pero tras estos acontecimientos no lo harán. Es el caso de Jessica Murphy, una de las mujeres que han dado su opinión al respecto: “Me alegro de no haber comprado todavía la entrada. Es una pena, Seven Sisters era un festival que cambia la vida, al cual quería asistir cada año, pero dejaré de hacerlo hasta que esté abierto a toda mujer. Ser mujer no es exclusivo de tener una vagina ‘.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR