El Gobierno británico se acaba de comprometer a prohibir las terapias que afirman “curar” la homosexualidad en el país mientras establece planes para mejorar las vidas de las personas del colectivo LGTB después de que una encuesta nacional demostrara que muchos experimentaron prejuicios y discriminación.

Si bien la práctica ha sido ampliamente desacreditada por Naciones Unidas, solo Brasil, Ecuador y Malta la prohíben a nivel nacional, según la Asociación Internacional de Lesbianas, Gais, Bisexuales, Trans e Intersex. “Todavía hay un largo camino por recorrer para alcanzar una plena igualdad”, ha asegurado la directora del grupo defensor de Derechos LGTB Stonewall, Ruth Hunt. “El simple acto de ir de la mano es algo que todas las parejas del mismo sexo hacen con un alto grado de precaución. Las actitudes han cambiado, pero aún existen partes de la sociedad en las que estamos lejos de estar seguros”, ha añadido.

La primera ministra, Theresa May, ha señalado que el plan tiene como objetivo generar un cambio duradero y abordar las “ardientes injusticias” a las que se enfrentan las personas LGTB, que se han demostrado en una encuesta en la que han participado más de 108.000 personas. “Me sorprendió la cantidad de encuestados que dijeron que no podían ser abiertos en cuanto a su orientación sexual”, ha afirmado May en un comunicado. “Nadie debería tener que ocultar quiénes son o a quién aman”.

La primera ministra, Theresa May en una recepción con motivo del Orgullo

El Gobierno ha asegurado que buscará prohibir la “práctica abominable” de la terapia de conversión para “curar” a las personas de la homosexualidad, que el 2% de los encuestados dijeron que habían sufrido. A otro 5% se lo han ofrecido.

Como parte de su plan de acción, el Gobierno nombrará a un asesor de salud LGTB nacional y destinará 4,5 millones de libras para apoyar una serie de iniciativas, incluidos varios programas para abordar el acoso homofóbico en las escuelas.

También ha afirmado que trabajaría con la Policía para mejorar las respuestas a los incidentes de odio después de que la encuesta mostrara que el 40% de los encuestados los había experimentado. “Todos en este país deberían sentirse seguros y felices de ser quienes son y de amar a quienes aman sin juicio ni temor”, ha recalcado la ministra de la Mujer y la Igualdad, Penny Mordaunt.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar