Un profesor de Virginia (EEUU) que, supuestamente, siguió y acosó en el baño a un estudiante trans* se quedará sin su trabajo al final de este curso por decisión unánime de la junta de educación.

El profesor en concreto se llama Lee Livengood y da clases, de momento, en el Liberty High School.

“No hay otra razón que no sea el hecho de que simplemente deseamos que él no continúe como empleado de la Junta de Educación del Condado de Harrison”.

VER: Holanda prohíbe discriminar a las personas trans*

El profesor en cuestión es, además, el subdirector Lee Livengood y fue suspendido a final del año pasado lcuando se enteraron de lo ocurrido con el alumno Michael Critchfield.

Supuestamente, se acercó a Michael, que estaba usando un puesto en el baño de los chicos, y le preguntó por qué estaba usando las instalaciones para hombres. Luego le dijo que utilizara el baño para demostrar que era un hombre. Cuando el chico intentó salir del baño, Lee, bloqueó la salida y preguntó qué pasaría si otro chico pensara que estaba tratando de revisarlo en el baño y cuando finalmente permitió que se fuera, Livengood dijo : “No voy a mentir. Me asustas.”

VER: Su familia le echa de casa por gay y su profesora le salva la vida

Después de que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) se quejara ante el director de la junta escolar del Condado de Harris en diciembre, Livengood fue suspendido temporalmente. Sin embargo, regresó al trabajo a principios de 2019 después de enviar a Critchfield una mísera disculpa que decía: “Lamento profundamente haber alzado mi voz mientras estaba en el baño el 27/11/18. Prometo que no volverá a suceder “.

La ACLU dijo que la escuela no estaba tomando ‘medidas serias’ para abordar el incidente y que no había cumplido con los términos acordados cuando las dos partes resolvieron la queja en enero.

VER: Colegio católico despide a una profesora por casarse con su novia y las familias salen en su defensa

La ACLU dijo: “Después de recibir la carta y los informes de que Livengood seguía vigilando el período de almuerzo de Michael, se hizo dolorosamente claro que ni Livengood ni las Escuelas del Condado de Harrison estaban tomando medidas serias para abordar lo que sucedió en el baño ese día”.

“No debería estar en la misma habitación que Michael, nunca. Este fue un incidente muy traumático “, dijo el director legal de ACLU.

Mientras tanto, Critchfield dijo que se negaría a permitir que lo que le sucedió fuera escondido. En un comunicado de prensa de la ACLU en diciembre, Critchfield, de 15 años, dijo que el incidente con Livengood lo había dejado aterrado. “Al final del día, todo lo que quiero es sentirme bienvenido y seguro en mi escuela. El comportamiento del señor Livengood en el baño ese día fue aterrador y ningún estudiante merece ese tipo de tratamiento”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar