Nos alegra mucho cuando a la homofobia, en lugar del silencio, le sigue una reacción. Y una contundente.

Este hecho sucedió en Lleida, y los protagonistas son los valientes alumnos de cuarto de ESO del instituto Samuel Gili i Gaya. En una clase del pasado lunes, el profesor de Filosofía comenzó a hacer comentarios despectivos de la homosexualidad. Además de asegurar que a los jóvenes se les estaba imponiendo pensar que hay que respetar a gais y lesbianas, agregó: ‘Ser homosexual es antinatural, es como un cojo o un tuerto, es inexplicable’.

Los estudiantes denunciaron los hechos a través de las redes sociales, donde consiguieron muchísimo apoyo, y según afirma la directora del instituto Carme Panadés: «Estamos educando. Los alumnos tienen que saber discernir entre lo que está bien y lo que está mal. Ellos, acompañados de dos alumnos de segundo de Bachillerato del sindicato de estudiantes, han venido a mi despacho a explicarme lo que había ocurrido»

La inspección de la Conselleria de Enseñanza hablará este miércoles con el profesor y los alumnos. Muy bien por estos estudiantes que plantaron cara a la homofobia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.