Los primeros dientes son una de las épocas más inolvidables de la vida de un hijo. ¿Y cuál no lo es? Los llantos, las primeras palabras, los primeros mordiscos…

Estas primeras piezas tendrán que usarlas y cuidarlas hasta los 7 u 8 años cuando empiecen a cambiarlas progresivamente por los dientes definitivos.

Etapas

ovejarosa.comLos dientes de leche suelen empezar a salir a los 6-8 meses y hasta que el bebé no cumple dos, casi tres años no terminan de brotar las últimas muelas.

Debes tener en cuenta que estos periodos son orientativos: no todos los niños son iguales, cada uno tiene sus propios tiempos así que pueden variar de uno a otro.

Síntomas

Algunos niños apenas notan que les brotan los dientes pero, en general, sí hay una serie de molestias que es bastante posible que les ocurran:

  • Dolor, sobre todo con el primero y con los premolares y molares. Dolor de encía, de mejilla incluso puede llegar a las orejas.
  • Además del dolor, la erupción de los primeros dientes estimula la producción de saliva y por tanto se produce un aumento del babeo que, a su vez, hace que las mejillas se irriten y enrojezcan. Además, tanta saliva en la boca puede hacer que se atragante y tosa.
  • Otra de las consecuencias del dolor es que rechace la comida, pues succionar causa más molestias.

Si los síntomas que muestra son diferentes a estos, como fiebre o diarrea, no dudes en llevarlo al pediatra.

  • Tiende a llevarse a la boca todo lo que caiga en sus manos para morderlo: el sonajero, muñecos, peluches… ¡Incluso su propia mano! No debes olvidar que eso les alivia el dolor así que usar alimentos duros y fríos (como manzanas), agua o leche fresca o el mordedor frío es una buena manera de tratar de aliviarles. Si nada de esto le termina de calmar, frotar sus encías con el analgésico que uses para bajarle la fiebre puede ser efectivo.

¿Se deben limpiar los dientes del bebé?

Sí pero es conveniente seguir una serie de indicaciones.

Cuando ya hayan brotado unos siete u ocho dientes, alrededor del año, una buena forma de limpiar los dientes es frotarlos con una gasa húmeda tras las comidas y después darle un poco de agua para terminar de limpiar posibles restos.

Una vez cumplido el año, un cepillo de cerdas suaves especial para bebés sin pasta de dientes, sólo con agua será ideal para la limpieza de sus dientes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR