Los televidentes de Taiwán tienen la oportunidad hoy de ser más abiertos y más inclusivos, todo gracias a un anuncio de una marca de salsa de soja, Kimlan.

Y es que eso es precisamente lo que hacen los anuncios, nos entregan reflejos de nuestra sociedad, y eso influye en la normalización, en este caso del colectivo LGTB.

Las cosas están sensibles en Taiwán, puesto que en el referéndum que acaba de realizarse la población aprobó las uniones civiles entre parejas homosexuales, pero se opuso a que se les denominara “matrimonios”, pues votaron que solo se reconociera con este nombre a las uniones entre un hombre y una mujer.

En este contexto llega este anuncio que claramente se posiciona por la igualdad de derechos, y que nos muestra una familia con dos madres lesbianas y su hija. Una de ellas la recoge del colegio y la lleva a casa, donde hacen juntas la cena, esperando a la otra madre.

La idea del anuncio es dejar claro que existen distintos tipos de familia, así como distintos tipos de platos, pero todas son válidas y especiales.

Recientemente en Chile también tuvimos el primer anuncio protagonizado por madres lesbianas, en este caso de una compañía telefónica, la idea era que los tiempos cambian, las formas de hacer familia también.

No te lo pierdas el anuncio de Taiwán, te va a gustar.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar