El mundo de los negocios sigue siendo uno de los terrenos menos transitados para la visibilidad LGTB. El consejero delegado del banco floridano C1 Financial, Trevor Burgess, ha abierto camino al convertirse, el pasado jueves, en el primero abiertamente gay de un banco con cotización en bolsa en Estados Unidos.

La orientación sexual de Burgess, quien afirma no haberla escondido desde la adolescencia, se hizo dominio público al cumplimentar los formularios para la salida a Bolsa del C1 Financial, un pequeño banco de Florida. En ellos, el empresario tuvo que especificar que su marido posee acciones de la compañía. Un requerimiento legal que afecta a las personas LGTB desde la sentencia del Tribunal Supremo de junio de 2013 que abrió la puerta al reconocimiento federal de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

El banquero, que anteriormente había trabajado durante 10 años en el gigante financiero Morgan Stanley, ha declarado sentirse “emocionado” de que haya “al menos un ejemplo” de visibilidad LGTB en el mundo de las finanzas. “Tenemos buenos ejemplos de jugadores de baloncesto, en el arte, el fútbol [americano], pero, ¿dónde está Wall Street?”, se preguntó. Burgess recuerda también la tristeza que sintió ante la ausencia de referentes durante los primeros años de su trayectoria profesional y cómo, en una ceremonia con 200 empresarios, él fue el único que asistió con una pareja del mismo sexo.

Entre los escasos ejemplos de empresas estadounidenses cotizadas en bolsa con dueños abiertamente LGTB se encuentra también Jason Grenfell-Gardner, director ejecutivo de IGI Laboratories, y Todd Sears, de PlanetOut, que tuvo presencia bursátil durante varios años. Sears expresó su deseo de que casos como el de Burgess sean cada vez más frecuentes. Aunque el reto de verdad, afirma, está en que personas abiertamente LGTB asciendan en sus empresas hasta las más altas posiciones de responsabilidad.

Felicitaciones en Wall Street

La llegada a bolsa de C1 Financial ha sido recibida con muestras de apoyo de algunas grandes empresas. Jacques Brand, de la división norteamericana de Deutsche Bank, felicitó a Burgess “por su valentía y autenticidad”, mientras que Irene Dorner de HSBC le brindó sus “mejores deseos de un éxito continuado”. John Browne, expresidente ejecutivo de British Petroleum (BP) que tuvo que dejar el cargo después de que un tabloide británico revelara que había mentido a los tribunales sobre su relación con un antiguo amante canadiense, afirmó que casos como el de Burgess “demuestran que ser abierto y auténtico no es una barrera para el éxito”.

Fuente: Dos Manzanas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar