A día de hoy estamos a la espera, lejos de ser una beta espera estamos en momento de revelación, con muchos planes en la cabeza, pero nada seguro, nada a lo que nos podamos aferrar, así que vamos viviendo el día el día esperando algunas noticias buenas que nos puedan allanar el camino.

Viajamos, creamos y disfrutamos mientras esperamos a que el registro civil nos dé el ansiado Sí, y lo más importante, el cuándo. Porque una vez tengamos la resolución de matrimonio será el momento de volar bien alto, hacia Barcelona a la clínica de reproducción asistida, dónde ya pudimos entrevistarnos con el que sería nuestro doctor.

La primera impresión fue telefónica. Llamé para preguntar un par de cosas y a la segunda vez la recepcionista ya sabía quien era y me recibió con una gran sonrisa (o así es cómo me la imagine).

Me pasaron con el doctor e inmediatamente me enamoré de su voz. Tal vez no es algo tan importante, pero hay voces que calman y que consiguen que llegues a un estado de relajación máximo, a punto de cruzar la linea con el sueño. Y la suya es una de ellas. Cuando fuimos a Barcelona hace unos días, tuvimos nuestra primera cita cara a cara en ingles, para que mi mujer pudiese entender todas y cada una de las palabras que el doctor decía, algo que se agradece. Su voz seguía haciéndome confiar en el.

En la charla aparecieron puntos a favor y puntos en contra. El primer punto en contra es “el donante”, que pasaría a ser donante anónimo sí o sí, y la verdad es que era algo importante para nosotras el hecho de poder utilizar un donante “no anónimo” y que el peque ya no tan peque pudiera contactar si en algún momento sentía la necesidad. La decisión sería totalmente suya.

El gran punto a favor es el ROPA en sí, el poder implantar los óvulos de mi mujer en mí, y que de alguna manera sea creado por las dos. Esto es algo que solo es posible en un par de países en Europa. Estas cosas no se las plantea una hasta que no le toca vivirlo desde cerca, pero yo me siento muy afortunada de ser de donde soy y de que en España el tema LGTB está tan adelantado. Nuestros de amigos de Alemania se echan las manos a la cabeza sorprendidos de que el matrimonio igualitario no sea legal aquí, es algo que la gente lo da por echo pero no es así, las leyes aquí son bastante patriarcales, aunque una mujer esté casada con otra mujer y haya tenido un bebé durante el matrimonio, siempre será madre soltera por defecto, hay que pasar por un riguroso, costoso y largo proceso de adopción.

Aparte de estos dos grandes puntos, lo demás nos parece bastante lógico y bien planeado, el doctor nos explicó paso a paso qué procesos serían posibles, cómo se podrían realizar cada uno, medicación, etc… y los presupuestos económicos.

Algo a tener en cuenta, es que con el ROPA hay un porcentaje muy muy bajo (pero existe) de que la dos madres sean incompatibles y haya alguna alteración en el proceso. No es algo muy común pero el doctor hizo bastante hincapié en ello. Otra cosa a tener en cuenta es que si se hace el ROPA, significa obviamente compartir la medicación y el proceso, así que el cuerpo de la mama gestante habrá sufrido menos variaciones hormonales para crear la extra producción de óvulos, lo que se resume en que el cuerpo está más relajado y concentrado solo en la recepción de óvulos.

A nosotras en este momento nos pesan más los pro del ROPA que los contra. Ahora la cuestión es cuándo. Mientras, cómo ya he dicho vamos a intentar no amargarnos, este fin de semana nos vamos a dar un homenaje parejil e ir a Praga. Ya sabéis que si queréis seguir nuestras aventuras día a día nos podéis encontrar en instagram @deljourney y en nuestra web https://deljourney.wordpress.com/

Un abrazo a todas y la semana que viene más y con las pilas renovadas después del “break” en Praga.

Capítulo 1: La aventura de ser madres.
Capítulo 2: Eligiendo donante.
Capítulo 3: Inseminación en casa
Capítulo 4: La frustración de no conseguir el embarazo
C
apítulo 5: A por la siguiente inseminación
C
apítulo 6: A por el método ROPA

Capítulo 7: Nuestro ritual de concepción

Erika Sánchez y DELJourney

2 Respuestas

  1. Cecilia

    Hola!! Soy de San Juan, Argentina, y con mi pareja llevamos a cabo el método ROPA.
    Por suerte acá no es requisito estar casadas, solo con los consentimientos firmados por ambas basta.
    Hoy de 27 semanas estamos esperando a ntros mellis…asi que definitivamente fue la mejor opción. Agradecidas al universo por tan grande regalo!!!

    Responder
    • Erika S. & deljourney

      Hola Cecilia! Qué ilusión tu comentário! Perimero, enhorabuena por los mellis! Siempre alegra y da ilusión leer estas noticias. Tenemos muchas muchas ganas de poder hacer el ROPA, pero parece que la pausa va a alargarse hasta finales de verano. Ayer estuvimos una vez más en Barcelona, viaje exprés para firmar con la testigo que no hay nada que impida el matrimonio, así que pasito a pasito nos vamos acercando! 🙂

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies