Ay, las lesbianas, las lesbianas, qué fácil es que se nos responsabilice de protagonizar polémicas en todas partes.

Esta vez ha sucedido en Francia, donde una pareja de mujeres casadas ha dado a luz a comienzos de este año a un niño. Felices con su bebé fueron a inscribirlo al Registro Civil. El nombre que habían elegido para su pequeño era “Ambre”.

En Francia, Ambre es un nombre que normalmente se utiliza para niñas. La Fiscalía de Lorient pidió a la pareja que lo cambiase porque según su criterio podía crear confusión respecto al sexo del pequeño.

Una de las madres llevó el caso ante un juez especializado en Familias, éste consideró que no había problemas en que el pequeño llevara ese nombre. No obstante en 2019 un tribunal de segunda instancia de Rennes será el que decida sobre el caso.

«La sociedad es muy injusta. Acepta nombres muy ridículos, como ‘Clitorine’. Si un nombre clásico y tan antiguo y reconocido para los dos sexos no se admite, ¿no será que el Estado nos ataca?», se preguntó Alice Gondelle, una de las madres de Ambre, citada por «France Bleu».

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar