Cada vez más parejas de mujeres lesbianas acuden a las clínicas de fertilidad en busca de la técnica de reproducción asistida que permite tener una maternidad compartida: el método ROPA, donde una de ellas aporta el óvulo y la otra gesta al bebé que tiene el material genético de su esposa.

En nuestro país, el matrimonio igualita está permitido desde el año 2005, realizándose una modificación legislativa que permitía a los matrimonios de dos mujeres estar reconocidas como progenitoras de su hijo, nacido gracias a Técnicas de Reproducción Asistida (TRA).

En este caso, cuando se plantea la maternidad, una de las opciones es la maternidad compartida o método ROPA (recepción de óvulos de la pareja).

Básicamente consiste en un tratamiento de Fecundación in Vitro en el que una de las mujeres  de la pareja aporta los óvulos  y, tras su fecundación con semen de banco, los mejores embriones  obtenidos son transferidos al útero de la otra mujer.

banner-reporfiv

Ambas mujeres participan activamente en la maternidad: una será la madre biológica, aportando los óvulos y manteniendo el vínculo genético y la otra será la madre gestante y dará a luz.

Generalmente la pareja ya ha tomado la decisión sobre qué papel tendrá cada una de las mujeres, pero es importante seguir ciertos pasos:

-Realizar un estudio previo a ambas  para poder optimizar los resultados incrementando las posibilidades de éxito de la técnica. Si hay diferencia de edad, casi siempre se recomienda que la mujer más joven aporte los óvulos, ya que la fertilidad disminuye progresivamente conforme aumenta la edad aunque hay que descartar otros factores causantes de esterilidad o que contraindiquen el embarazo.

– A continuación el proceso es sencillo, sincronizándose el ciclo menstrual en ambas mediante tratamientos hormonales y controles ecográficos. La madre biológica se somete a un proceso de estimulación ovárica (mediante inyecciones subcutáneas diarias) que dura aproximadamente 10-12 días y posteriormente se realiza una punción ovárica para extraer los óvulos bajo sedación anestésica, de forma que no sienta ninguna molestia.

– El tratamiento hormonal de la madre receptora consiste en la preparación del útero (mediante pastillas y/o parches cutáneos) al que se transferirán  los mejores embriones, generados con semen de banco en el laboratorio de FIV.

Actualmente el número de mujeres homosexuales que deciden tener un hijo dentro de la pareja está creciendo y esta técnica se está extendiendo porque permite a ambas participar activamente en el proceso reproductivo y porque, si se realiza un estudio previo y un tratamiento adecuado, los resultados son excelentes.

En Reprofiv, en el 100% de los método ROPA que hemos realizado hasta ahora, se ha conseguido embarazo y el nacimiento de bebés sanos en todos los casos, siendo éste nuestro objetivo final. 

¿Quieres contactar con Reprofiv?

Teléfono: 912260401
Web: http://www.reprofiv.com/
Email: info@reprofiv.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies