Decisión histórica en Argentina, donde a Justicia de Rosario autorizó a un matrimonio gay inscribir como propio a un hijo que fue concebido por uno de los integrantes de la pareja con un óvulo donado y gestado en el vientre de una amiga de ambos, quien consintió llevar adelante el embarazo por razones solidarias.

El juez de familia Ricardo Dutto admitió la demanda del matrimonio homosexual y resolvió la nulidad de la maternidad de la mujer gestante.

En el mismo trámite, el magistrado declaró que el niño es hijo de los dos hombres y ordenó al Registro Civil que modifique la partida de nacimiento para quitar a la gestante, que figuraba como madre.

Asimismo, dispuso que el matrimonio tendrá la obligación futura de hacerle saber a su hijo mediante ayuda psicológica la manera en que fue concebido y gestado, informaron fuentes judiciales. Los dos hombres son pareja desde 2000 y se casaron hace cinco años.

En 2011 se habían anotado en el registro para aspirantes a la adopción, pero tras varios años de espera no fueron convocados.

Luego, decidieron presentarse en una clínica de Buenos Aires, donde fueron asesorados acerca de una gestación con material genético del matrimonio y un óvulo donado, diferente a la mujer gestante del bebé.

Posteriormente, una amiga del matrimonio se ofreció a ser la gestante con fines altruistas y sin percibir dinero. La mujer, que está casada, firmó el consentimiento luego de analizarlo con su marido.

En el acta de nacimiento, el niño fue anotado como hijo de la mujer gestante y de uno de los integrantes del matrimonio. Las mismas fuentes explicaron que el nuevo Código Civil y Comercial incorporó la filiación por reproducción asistida.

“No podrá reclamar”

“Se trata de un caso de filiación por reproducción asistida que esta contemplado en el nuevo Código Civil y Comercial”, destacó la abogada de la pareja, María Paula González.

La letrada señaló que “ellos tuvieron la suerte de encontrar a una amiga que tuvo una actitud muy ponderable y humana, hay otros que no tienen esa oportunidad”.

“Estimo que este caso es único en el país porque hay otro que no tuvo sentencia, si bien existen otros cuatro casos de matrimonios heterosexuales”, subrayó.

“La mujer nunca podrá reclamar nada porque ella prestó su útero y se usaron óvulos de una tercera persona que actuó como donante”, agregó

 

Fuente: La voz

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies