Nos llega esta tierna historia desde el zoo de Edimburgo. Una pareja gay de flamencos ha adoptado un pichón. De una serie de huevos de flamenco chileno, uno de ellos se cayó del nido y sus padres lo abandonaron. Dicho huevo fue rescatado por una pareja de flamencos machos y lo están criando ellos.

Desde 2010 es la primera vez que hay huevos en esta bandada de flamencos. Así los cuidadores estaban muy contentos. Hasta que ocurrió el drama de la caída del huevo del nido. Los progenitores, de forma instintiva y natural, obviaron este huevo. Pero los cuidadores no querían perderlo así que lo colocaron en el nido denuevo. La pareja gay no tardó en hacerse cargo de dicho huevo.

No es la primera vez que vemos una pareja de animales gays. Hace poco fue noticia una pareja de pingüinos en un zoo de Dinamarca. Está claro que la naturaleza es muy sabia y nos enseña que las parejas del mismo sexo son naturales y que críar a un pequeño descendiente, antes que abandonarlo a su suerte, es también natural.

Pues nos alegramos mucho por los coloridos padres y esperamos que el pequeño flamenco tenga una infancia feliz y que sus compis del zoo sean respetuosos con él y así den ejemplo de lo fácil y natural que es tener una familia diferente.

 

Fuente: AmbienteG

Sobre El Autor

Oveja Rosa es la primera revista para familias homoparentales en Europa y América Latina. Un espacio de encuentro y de información para familias diversas, para lesbianas y gays que buscan tener hijos y/o ya los tienen.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies