Nos llega esta tierna historia desde el zoo de Edimburgo. Una pareja gay de flamencos ha adoptado un pichón. De una serie de huevos de flamenco chileno, uno de ellos se cayó del nido y sus padres lo abandonaron. Dicho huevo fue rescatado por una pareja de flamencos machos y lo están criando ellos.

Desde 2010 es la primera vez que hay huevos en esta bandada de flamencos. Así los cuidadores estaban muy contentos. Hasta que ocurrió el drama de la caída del huevo del nido. Los progenitores, de forma instintiva y natural, obviaron este huevo. Pero los cuidadores no querían perderlo así que lo colocaron en el nido denuevo. La pareja gay no tardó en hacerse cargo de dicho huevo.

No es la primera vez que vemos una pareja de animales gays. Hace poco fue noticia una pareja de pingüinos en un zoo de Dinamarca. Está claro que la naturaleza es muy sabia y nos enseña que las parejas del mismo sexo son naturales y que críar a un pequeño descendiente, antes que abandonarlo a su suerte, es también natural.

Pues nos alegramos mucho por los coloridos padres y esperamos que el pequeño flamenco tenga una infancia feliz y que sus compis del zoo sean respetuosos con él y así den ejemplo de lo fácil y natural que es tener una familia diferente.

 

Fuente: AmbienteG

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar