Una familia tan grande no era la idea original de Steve y Roger. Esta pareja gay adoptó a un niño de 5 años, Michael. Pero Michael tenía cuatro hermanos a los que echaba de menos. Así que sus padres, para aliviar las preocupaciones del pequeño, decidieron adoptarlos también.

Y donde caben cinco niños, caben doce. Roger y Steve decidieron dar hogar a otros niños que vivían en casas de acogida. “Todos nuestros hijos tienen dos padres que los aman. La mayoría de sus amigos no”, comentan.

El gobierno de Arizona, donde residen, les dio en 2009 un reconocimiento por la labor de cuidado de sus hijos. ¿Quieres conocer más a fondo a esta familia? Aquí te dejamos un vídeo:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies