En noviembre de 2013 revista Oveja Rosa se convirtió en el primer medio de comunicación especializado en familias LGTB, en español. A través de sus diversos contenidos dio voz y dio espacio a gais y lesbianas con hijos, a gais y lesbianas que buscaban ser padres y madres.

El primer año de Oveja Rosa, la revista de las familias homoparentales, ha superado con creces las expectativas de su equipo. Cien  mil lectores cada mes y más de 12 mil seguidores en las redes sociales. María Jesús Méndez, nuestra directora, fue recibida por el Embajador de Estados Unidos, Jame Costos, interesado en nuestro medio.

Los medios generalistas , como El País, Paula, 20 minutos, etcétera, nos han dado un espacio.

Tenemos muchas razones para celebrar. Te invitamos a la fiesta de nuestro cumpleaños. El domingo 15 de noviembre desde las 12 a las 14 horas en la sede de Cogam (Calle Puebla, 9. Madrid) celebraremos la diversidad familiar. Tendremos juegos, cuentos y teatro.

El cumpleaños de Oveja Rosa se celebra en el marco del IV Festival de Ocio y Cultura Lésbica de revista MíraLES. ¡Te esperamos!

 

IV festival de ocio y cultura lesbica

Una Respuesta

  1. Natalia

    Hace unos días escribí a la revista para contar acerca de la situación de las personas lgbti en Colombia, a pesar de que este año fue aprobado el matrimonio igualitario el gobierno nacional no da garantías a la población es por esta razón que seguimos siendo asesinados y violentados. En este momento la iglesia busca sacarnos del proceso de paz a las víctimas LGBTI que durante una guerra de más de 52 años hemos sido revictimizadas y a quienes se nos han violado los derechos de muchas maneras. Debido al trabajo realizado con victimas en Colombia el activismo se convierte es una compra de boleto a la preocupación y el mio y es que cuando hablamos en contra de la intolerancia esta se arma para combatir nos y callarnos. Es el caso de muchos líderes q estamos siendo amenazados por medio de panfletos, llamadas y mensajes que buscan a callarnos. El gobierno pide que hagamos las denuncias y estas se hacen pero estas denuncias se vuelven una herramienta o arma de doble filo puesto que nos hace más vulnerables y visibles. Soy madre lesbiana, activista orgullosa de lo que soy, tengo miedo pero quiero que sepan que mi voz no será callada por el miedo. Sueño un país libre de prejuicios, quiero un país donde mi hijo no despierte a media noche llorando porque soñó q me asesinaron, quiero un país donde mi hijo dibuje su familia sin mentir y sin temor de ser tildado de homosexual por decir que tiene dos mamás quiero un país donde pueda caminar de la mano de mi esposa sin temor a ser violentadas, quiero un país en el que se hable de derechos pero que realmente se garanticen.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.