Yania Córdova y Olivia son dos mamás mexicanas que fueron a inscribir a sus hijos en una escuela infantil, como el resto de familias a primeros de curso. Pero resultó que no fueron tratadas igual que las demás familias.

Estas dos mujeres se casaron en España en 2008 y en 2011 decidieron ser mamás a través de inseminación artificial, de donde nacieron sus hijos mellizos. Una vez modificada la ley en el DF solicitaron la legalización de su matrimonio en su país, donde ya residían.

Pues bien, cuando sus hijos tenían 3 años, en clase de música uno de ellos mencionó que tenía dos madres, a lo que el profesor respondió: “Si tienes dos madres entonces también tendrás dos padres“. La noticia llegó a oídos de sus madres, las cuales pidieron una cita para hablar con la directora del colegio. Y, si bien, solo pudo acudir Olivia lo que pasó allí fue digno de una reclamación en toda regla.

La directora del colegio cuestionó la forma de acceder a la maternidad y las acusó de enfermas ante lo cual Olivia quiso sacar a sus hijos del colegio. Pero en lugar de eso pusieron una reclamación ante el Conapred (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, en México).

El Consejo dictaminó que había que dar formación en las escuelas, hablar de modelos familiares y de orientaciones, hacer que el ámbito escolar fuese inclusivo, pero, ante todo, disculparse con las mamás por los daños sufridos.

Su caso, a priori, quedó solventado pero en México, en los últimos años se han presentado ante el Consejo más de 1000 reclamaciones a particulares y a funcionarios federales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies