Como un hito histórico. Así fue considerada la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de México, que el martes pasado falló a favor de la adopción de niños por parte de parejas homosexuales. Con esta medida, el alto tribunal declara inconstitucional un artículo de la ley de las Sociedades Civiles de Convivencia del estado de Campeche, al este del país, que impedía a parejas, tanto heterosexuales como homosexuales, la adopción. Además de México, hay otros 20 países y territorios en que las parejas del mismo sexo pueden adoptar, más de la mitad en Europa.

Con nueve votos a favor y uno en contra, el argumento que predominó en la Suprema mexicana fue la necesidad de sacar a los cerca de 100.000 niños que actualmente están en las calles del país. El Presidente del Tribunal Supremo, Luis María Aguilar, dijo que se estaba pensando en el bien superior del niño.

Este sería un tercer paso para México. En 2009, el país legalizó el matrimonio homosexual en el Distrito Federal, Coahuila y Quintana Roo. Al igual que en Estados Unidos, en México cada estado regula de acuerdo a su propio Código Civil, por lo que la unión homosexual no era reconocida en todos los sectores, hasta el 12 de junio de este año. En esa fecha, la Corte Suprema declaró inconstitucional que la finalidad del matrimonio fuese la procreación o que se definiera como la unión entre un hombre y una mujer. Esta sentencia avaló las uniones homosexuales en todo el país.

El anuncio de las adopciones es una nueva victoria para el movimiento gay en México, y se da en un año marcado por la lucha homosexual.

A finales de junio, el Tribunal Supremo de Estados Unidos legalizó el matrimonio gay en los 50 estados del país, poniendo fin a una era de discriminación. Los norteamericanos se unieron a los 22 países donde está permitido, como Holanda, Bélgica, Canadá, España, Sudáfrica, Reino Unido y Suecia, entre otros.

Actualmente existen 21 países que poseen uniones civiles o leyes similares, mientras que en cinco países la homosexualidad está penada con la muerte —como en Irán, Arabia Saudita y Yemen—, y en 79 es ilegal. Según la Asociación Internacional de Gais y Lesbianas, en 2006, 92 países, 48% de ellos miembros de la ONU, criminalizaba los actos sexuales entre adultos del mismo género. Hoy, 75 países lo hacen y un 39% participa en la ONU.

No obstante, existen algunos lugares en el mundo que han ido más allá del matrimonio entre parejas del mismo sexo: la adopción homoparental.

Holanda no sólo fue el primero en dar luz verde al matrimonio igualitario en 2000, sino que también lo hizo con la adopción, aprobando esa acción ese mismo año. Además, en 2005 autorizó la adopción de niños de otras nacionalidades, los que hasta ese momento sólo podían ser holandeses.

A Holanda le siguió Suecia en 2003, donde incluso las mujeres en parejas del mismo sexo pueden ser inseminadas artificialmente. El Senado de Bélgica lo aceptó en 2006 y Reino Unido también avaló que los niños podían ser adoptados por personas solteras o matrimonios homosexuales.

En marzo de 2005, España reformó su Ley del Código de Familia y en sólo un año y medio 28 parejas ya habían solicitado adopción en Cataluña.

En Latinoamérica, sólo tres países reconocen esto. Argentina lo hizo en 2010. Dos años más tarde aceptó en cuatro distritos que los extranjeros homosexuales no residentes o con residencia transitoria, pudieran celebrar su matrimonio. Es el segundo país del mundo que lo permite, después de Canadá. Brasil y Uruguay también avalan la adopción. Este último la concede desde 2009, pero sólo si las parejas llevan más de cuatro años de unión civil. En 2013, Uruguay permitió el matrimonio homosexual.

Fuente: La tercera

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies