Antes de ser madre siempre pensé que criar a una niña en este mundo tan machista iba a ser una tarea difícil, pero me he dado cuenta de que no es tan difícil. Cada vez más películas, series, e incluso anuncios muestran mujeres fuertes e independientes, el mensaje feminista es tendencia y eso ayuda mucho en la crianza.

Lee también: Hijo de Will Smith recibe críticas por vestirse «de mujer» y así lo defiende su padre.

Lo que no sabía y no me esperaba es que fuera tan difícil criar chicos en un mundo que es aún muy letal con los niños que se salen del estereotipo de género. Mi hijo de 3 años se pinta las uñas. Jamás le he dicho que eso es algo de «chicas», pero él ha ido recibiendo mensajes negativos, sobre eso y sobre cualquier cosa que pueda resultar femenina. El patriarcado castra cualquier cosa en los niños y es una lucha que como madre tengo que librar a diario.

Por eso imagino lo difícil que debe resultar para una mujer famosa, con su vida expuesta por las cámaras de los periodistas, lidiar con el acoso por tener un hijo que no es como la mayoría de los chicos.

Lee también: El gran cambio que ha dado John Jolie Pitt a sus casi 15 años.

Noah tiene 8 años y con solo 4 causó polémica en gran parte del mundo por ir vestido como la famosa princesa Elsa, de Frozen. A Megan y a su marido, Brian Austin Green, le llovieron las críticas, (sobre todo a ella).

En una reciente entrevista para InStyle, Megan a denunciado que día de hoy, 4 años después, el acoso sigue siendo muy grande. «Hay gente mala, horrible y cruel. Y los niños no deberían leer esas mierdas. En el colegio le dicen a mi hijo que los niños no usan vestidos o que el rosa es solo para niñas. Noah diseña y dibuja sus propios outfits. Es un niño con mucho talento y le gusta la moda. Él es quién elige su ropa, y le gusta llevar vestidos a veces”.

Noah asiste a un colegio muy liberal en California, donde decidió apuntarlo después del acoso que encontró en el colegio más tradicional. No obstante, al final ha encontrado lo mismo, las mismas burlas y el mismo bullying. “Cuando entré en el colegio, todos los niños se rieron de mí. Pero no me importa. A mí me encantan los vestidos”, cuenta Megan Fox que dijo Noah después de su primer día.