¿Vivir en un mundo irreal es malo o es bueno? ¿Los sueños se vuelven realidad? ¿Debe importarnos lo que opinen los demás? “Ella era una sirena y se enamoró de mí cuando yo iba a la playa a pasear.” Fantasía, fidelidad y sinceridad se aúnan para dar vida a una historia verdadera… ¿o no?

La autora de La princesa Ana nos trae en una lectura sencilla y agradable una historia bilingüe para niños de 5 a 8. Si tu hijo o hija es de esos a los que les gusta vivir en un mundo de fantasía, no dudes que este cuento despertará su imaginación.

Al más puro estilo Disney, Luisa Guerrero narra la historia de Marta, una niña peculiar para su edad. Marta gusta de la soledad y la compañía que proporciona el mar y el arrullo de sus olas, y tiene como hobby ir a escuchar cantar al viento contra las rocas. Con el tiempo descubre que su artista preferido es, en realidad, una joven sirena que, enamorada de ella, iba a la orilla cada día a compartir en secreto su soledad. El amor es más fuerte que la prohibición de no dejarse ver por los humanos y más fuerte que el pertenecer a dos especies radicalmente incompatibles. El amor todo lo puede. Y cual Ariel, va en busca de la Reina de las sirenas y le suplica por su amor que le dé un par de piernas que le permitan cumplir su sueño.

Cobra mucha fuerza la fidelidad. Esa palabra que hoy en día parece, muchas veces, caer en desuso. La autora quiere resaltar la figura de un curioso animal acuático: el caballito de mar. El hipocampo no es protagonista de esta historia, ni siquiera se le nombra una vez, pero lo podemos ver dibujado hasta siete veces a lo largo de sus no más de 25 páginas. Es solamente en el prólogo donde el psicólogo Óliver García Alemán habla de dicho animalito a petición de la autora, por ser icono de la lealtad y la fidelidad. El caballito de mar se empareja de por vida y singularmente es la única especie en la que es él quien se queda “embarazado”.

Marta y la sirena está escrito e ilustrado por Mª Luisa Guerrero y publicado primeramente por Ellas Editorial S.L. en 2006; fue reeditado por la ONG por la No Discriminación en 2009. Es muy destacable que esté escrito a dos páginas, una en inglés y otra en castellano. Para mí fue fantástico que mi hijo de 7 años me pidiera que se lo leyera en inglés, y pude comprobar asombrada que comprendía muchas de las palabras y se interesaba por otras que no conocía. Sin duda un acierto publicarlo bilingüe.

Ilustración de Marta Domercq.

Marta Márquez

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar