Las mamás lesbianas no estamos ya solo en tu barrio, en la guardería y el cole de tus sobrinos, no somos solo parte de tus amigas o comunidad, estamos en series, estamos en películas y estamos en montón de anuncios que se emiten en televisión o aparecen en periódicos.

La maternidad lésbica está cada vez más normalizada, por fortuna para nuestras familias. De todas maneras, aún hay muchas dudas de las futuras madres (que nos escriben buscando respuestas).

  • ¿Quién se embaraza?

Cuando la mujer lesbiana quiere ser madre soltera por elección, nos saltamos esta pregunta, está claro que será ella quien llevará al bebé en su vientre. Pero cuando es una pareja de mujeres la cosa se complica.

En muchos casos ya lo tienen claro, ambas quieren ser madres pero solo una tiene la ilusión de vivir el embarazo, muy bien. Pero cuando son las dos las que lo desean y solo quieren tener un hijo, quizás es más seguro que busque el embarazo la que es más joven y que tiene mejor salud reproductiva, mejores hábitos y mayor capacidad ovárica.

Si la pareja quiere tener dos hijos, lo mejor es que intente el embarazo la que tiene mayor edad, y a continuación la más joven.

  • ¿De dónde viene la esperma?

Aquí podemos tomar una decisión arriesgada o una decisión responsable.

La arriesgada consiste en buscar por internet a hombres particulares que sin ninguna garantía se ofrecen como donantes de esperma. Uno de los riesgos mas importantes es que ese hombre no ha pasado por pruebas y controles exhaustivos que garantizan que no hay riesgo de transmisión de enfermedades.

Además de las posibles enfermedades que pueden transmitirse, al ser una persona que conocemos podemos tener problemas en el futuro si ese donante decide participar como “padre” del niño, puesto que aunque en un principio no quiera intervenir, su decisión puede cambiar con los años.

La decisión responsable sería acudir a un tratamiento con donante de semen de un banco de semen.

Para ser aceptado como donante en un banco de semen, los candidatos deben superar todo tipo de pruebas, tanto a nivel físico como psicológico. Solamente aprueba aproximadamente un 5% de los candidatos que se presentan para donar.

Uno de los grandes beneficios que ofrece un banco de semen es que, además de que los donantes pasan por férreos controles antes de donar, firman un documento en el que renuncian a los derechos parentales de su esperma, por lo que no podremos tener un problema en el futuro.

Cryos International es el banco de espera más grande del mundo.

Este banco ofrece cierta información del donante –aunque es anónimo-, sobre su apariencia física y personalidad.Esta información es muy útil para las clínicas de fertilidad a la hora de elegir donantes para sus pacientes, ya que la ley en España indica que a la receptora tiene derecho a recibir “información general” sobre el donante.

Cryos envía el semen a clínicas de fertilidad y a personas profesionales de la salud.

Otra ventaja de un banco de semen es que es posible reservar esperma del donante del que nos embarazamos por si en el futuro decidimos tener otro hijo.

  • ¿A qué tipo de tratamiento puedo acceder como lesbiana?

Las mujeres lesbianas podemos acceder a tres tipos de tratamientos de fertilidad.

  • Inseminación artificial: Es el procedimiento más sencillo. A través de una sonda que conecta con el útero se introduce la muestra de semen, que viaja hasta fertilizar el óvulo.
  • Fecundación in vitro: se extrae el óvulo de la futura madre y se fertiliza con esperma de donante en el laboratorio. El óvulo ya fecundado se transfiere a la madre.
  • Método ROPA: este es exclusivo para parejas de mujeres casadas. Una aporta el óvulo, que así como en la fecundación in vitro se fecunda con esperma de donante. Pero a diferencia del método anterior, el óvulo fecundado se transfiere a la pareja, por lo que ambas se implican de manera activa en el embarazo, siendo este método lo más parecido a un hijo biológico de las dos.

Si tienes alguna pregunta sobre tratamientos de fertilidad con esperma de donante, no dudes en ponerte en contacto con el Servicio al Cliente de Cryos: +45 8676 0699 dk@cryosinternational.com

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.