Hace un año que los abuelos parternos de la hija de 5 años de Belén Acevedo la tenían retenida.  ¿La razón? No querían que su nieta se criara en un hogar de lesbianas.

Después de más de 5 horas de juicio, el Juzgado de Familia N.º 2 de Neuquén, Argentina, falló a favor de la madre y no encontró razón en que su orientación sexual fuera un impedimento para criar a la niña.

«Estamos muy felices de que mi hija está de vuelta en casa. Nos abrazamos mientras yo lloraba y ella se emocionó pero no entendía demasiado lo que estaba pasando. Ahora de a poco retomará su ritmo habitual. Estábamos confiadas y seguras de que cualquier cosa que pudieran esgrimir era totalmente falsa. No había ningún motivo para que no nos la devolvieran».

Las madres, amigos, familiares, compañeros de trabajo e integrantes de las asociaciones de derechos LGTB argentinos celebraron el reencuentro de Belén y la niña.

También te puede interesar

loading...

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.