El jueves 2 de octubre Cataluña aprobó la Ley de los Derechos de las Personas Gays, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales y para la erradicación de la Transfobia y la Homofobia.  

Un enorme paso en la defensa de los derechos humanos, puesto que convierte la LGTBfobia en un acto punible. El odio al diferente, las agresiones y vejaciones en razón a la orientación sexual pasan a estar penadas. La postura de la sociedad y de la legislación es clara: la transfobia y la homofobia son un delito.

Lo que sería admirable si la Ley no escondiese una trampa. Una discriminación.

El artículo 21.5. Que dice:

“Se garantizará la igualdad de acceso a las ayudas para la aplicación de técnicas de reproducción asistida de las parejas de lesbianas en igualdad de condiciones que las parejas heterosexuales”

Hay manchas que emborronan toda una obra de arte. ¿Nadie sintió el sonrojo subirle a la cara mientras se redactaba el articulo 21.5?

Se consagran los derechos reproductores de las lesbianas. Y nada más. Los gais carecen de ellos. Las personas transexuales parece claro que son de segunda categoría y no tienen el privilegio de la reproducción. Lo bisexuales no existen. La igualdad de trato respecto a “parelles heterosexuals” es solo para lesbianas, y en pareja. Se podría haber escrito todas personas. No se ha hecho.

Vergonzante. La Ley convierte en norma la exclusión.

Dijo Machado que “también la verdad se inventa”. Ahora la ley inventa una nueva realidad. En ella los derechos sexuales y reproductivos no son iguales para todos. Las lesbianas los tienen. Los demás colectivos LGTB no. Y los hombres pasan a ser receptáculos seminales capacitados para llevar en andas a vírgenes lesbianas camino de su maternidad.

Que los políticos no tengan vergüenza y hagan leyes sin mucho orden ni concierto (excepto para salvaguardar sus intereses y sus dineros) es lo normal. Pero ¿el colectivo LGTB? ¿Qué pensaba? ¿Quién domina las decisiones en esas asociaciones para que solo se salvaguarden los derechos de unas y se nieguen los derecho de los demás? Corrijo, no se les niega. Es que ni se les menciona, no aparecen. Son por completo ignorados.

Nos han hecho invisibles para la ley, para los derechos. Para la dignidad humana. Ahora, legalmente, es justa la segregación.

La aprobación de la ley catalana es un hito.

Porque castiga la homofobia, la transfobia.

Porque convierte en dogma la discriminación en razón del sexo y la orientación sexual.

Por derechos reproductivos se entienden aquellos derechos que buscan proteger la libertad y autonomía de todas las personas para decidir con responsabilidad si tener hijos o no, cuántos, en qué momento y con quién. Los derechos reproductivos dan la capacidad a todas las personas de decidir y determinar su vida reproductiva. Los derechos reproductivos, al igual que los derechos humanos, son inalienables y no están sujetos a discriminación por género, edad o raza.

(Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo celebrada en El Cairo en 1994)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar navegando entendemos que aceptas nuestra Política de Cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar