«La vida era un libro que pasaba para Ana sus hojas cada vez más deprisa y nosotras estábamos muy orgullosas de ella. Pero intuíamos que pronto querría respuestas a cosas más importantes y temíamos no tener para ella las más apropiadas». ¿Cómo explicarle a Ana que era una niña adoptada y que sus madres no eran una pareja convencional?

En Ana y los patos, Patricia y Montse ayudan a Ana, su hija adoptada, a redefinir y comprender el significado del término familia. Para ello regalan a Ana, el día que cumple cinco años, un huevo de pollito para que así sus dos patos negros puedan formar su propia familia. A través de la observación que Ana realiza en torno a la relación que mantienen los dos patos y el pollito, Ana reconstruye su propia definición de familia como “el lugar donde el amor hace magia”.

El libro, ha sido escrito por Manuel R. Lorenzo e ilustrado por Bernardo Erlich, para la editorial A Afortiori y está dirigido a niños de entre 5 y 8 años.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.