Marcos, Alberto y Gonzalo son una familia de dos papás creada con mucho amor, muchos años de relación y por gestación subrogada. Cada día tienen que enfrentarse a las muchas personas que atacan su forma de haber llegado a ser familia, tanto en las redes sociales como en su día a día. Desde su perfil TwoDadsSpain, su perfil en Instagram, cuentan sus andanzas diarias y hoy les preguntamos cómo se afronta ser una familia diversa en un entorno a veces hostil.

VER: Una niña con VIH es adoptada por dos papás después de ser rechazada por 10 familias heterosexuales

  • ¿Cuál fue el motivo de iniciar vuestro perfil de TwoDadsSpain?

Gonzalo nació prematuro extremo y durante el mes y medio que pasó en la UCI todo lo que encontrábamos sobre niños prematuros eran auténticos dramas. Así que, cuando ya había pasado lo peor y Gonzalo tenía 4 meses, decidimos crear TwoDadsSpain para visibilizar tres cosas: la historia de un niño prematuro que sale adelante, la gestación subrogada y la familia homoparental. Al fin y al cabo contarle al mundo nuestra historia. La historia de nuestra familia y la de la maravillosa mujer que nos ayudó a formarla: Mili. Poco a poco hemos ido creciendo y a día de hoy estamos orgullosos de la comunidad de seguidores que tenemos. Recibimos un montón de amor todos los días en Instagram.

  • ¿Cuál es vuestra historia de familia?

Alberto y yo empezamos a salir en enero de 2005, al año ya estábamos viviendo juntos y desde siempre tuvimos claro que queríamos ser padres; mucho antes de querer casarnos pensábamos en la paternidad.
Por entonces, no sabíamos ni que existía la gestación subrogada y nuestra única opción era la adopción.

Estábamos en un punto muerto hasta que un día en televisión vimos a un padre hablar de la gestación subrogada. Años más tarde descubriría que ese padre era Toni Vila-Coro y junto a Pedro Fuentes se convertirían en mis mentores para presidir la Asociación Son Nuestros Hijos que aglutina a más de 500 familias formadas por gestación subrogada.
Tanto Alberto como yo venimos de familias muy humildes y todo lo que tenemos ha sido a base de muchos esfuerzos y de privarnos de muchas cosas. Un abogado, que nos pagó mi hermano, nos habló por primera vez de la regulación de la gestación subrogada en México. Conocimos a Mili y nos enamoramos de ella. En una revisión a las 26 semanas Mili estaba de parto y Gonzalo no estaba preparado para nacer. Si nacía ese día no sobreviviría. Solo 6 horas después, nos embarcamos en un vuelo de 11 horas sin saber si nuestro hijo sobreviviría. El día que nació Gonzalo no fue el día más feliz de nuestras vidas, no sabíamos si quiera si sobreviviría y la angustia se prolongó durante mes y medio. Por si fuera poco, yo me tuve que volver a España por trabajo y aún estuvimos separados un mes. Así que si tuviéramos que elegir un día en el que nuestra familia finalmente se formó, fue el día que Gonzalo y Alberto llegaron a España y pudimos estar, por fin, los tres juntos en casa.

VER: Oh! mami blue: no hay padre. Somos dos mamás.

  • Contadnos qué dificultades vivís en el día a día

En nuestro caso, las mismas que se puede encontrar cualquier otra familia en la crianza de sus hijos. Ni más ni menos. Aquí queremos mandar un mensaje optimista para las parejas homoparentales que están pensando tener hijos. La realidad, es que por ser padres gais jamás nos hemos encontrado ningún problema ni en nuestros trabajos, ni a la hora de buscar escuela infantil, ni ahora que hemos tenido que elegir colegio para Gonzalo. Ni tan siquiera en la parroquia de nuestro barrio. Dicho esto, es cierto que nos escriben algunas familias homoparentales que se han encontrado con problemas, pero no ha sido nuestro caso y siempre intentamos mandar ese mensaje optimista porque estamos seguros que esos casos son la excepción y no la regla. La diversidad familiar está mucho más asimilada en la sociedad de lo que pensamos.

  • Sois católicos. ¿Creéis que familia homoparental e Iglesia están enfrentadas?

No deberían estarlo pero, lamentablemente, en este punto sí que puede que seamos una excepción. Gonzalo está bautizado y en su partida bautismal constamos los dos como padres y somos miembros activos de nuestra parroquia. La realidad es que hay prejuicios por ambos lados. Hay un libro de un jesuita que todos los intolerantes, a ambos lados, deberían leer, «Building a bridge: How the Catholic Church and the LGTB Community can enter into a relationship of respect, compassion and sensitivity».

VER: Gemelos rechazados en la escuela por tener padres gais

  • En vuestras redes sociales siempre vestís iguales los tres. ¿A qué se debe esto?

Empezó como una forma de reivindicar nuestra familia. Como todavía existe una inercia heteronormativa, en ocasiones nos pasaba que nos preguntaban ¿de quién es el niño? ¿si uno de los dos era el tío? ¿dónde estaba la madre? Si nos ves vestidos iguales no se te ocurre hacer esas preguntas. En Instagram empezamos poco a poco a sacar fotos vestidos todos iguales y vimos que a la gente le gustaba y de alguna manera se ha convertido en el sello de TwoDadsSpain.

  • Está claro que quedan muchas cosas por hacer en cuanto a diversidad familiar se refiere ¿Qué le pedís al nuevo gobierno para las familias con dos papás/dos mamás?

Que eviten la confrontación y los discursos de odio tanto de un lado como del otro. Como dicen nuestras amigas @oh.mamiblue “hay tantas familias como formas de amar y los derechos de todos los menores han de ser salvaguardados por igual con independencia de su origen”.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.